Virtualización para impulsar el teletrabajo

  • Infraestructura

  • Hace 3 semanas

  • octubre 12, 2020

  • 2 minutos, 41 segundos de lectura

Convierte a Computerworld Colombia en tu fuente de noticias tecnológicas.

En la medida en que algunas organizaciones adoptaron el teletrabajo como estándar, y otras decidieron alternarlo con el trabajo en sitio, la pregunta que surge es: ¿cómo implementarlo cubriendo todos los retos que esto significa?

 “Una de las estrategias más eficientes es implementar una infraestructura de escritorios virtuales; o Virtual Desktop Infrastructure, por sus siglas en inglés (VDI). Esta solución tecnológica permite virtualizar el sistema operativo y optimizar así los procesos de mantenimiento, instalación de software y copias de seguridad, lo que se traduce en ahorro de costos”, afirma Juan Gabriel Rodríguez Nieto, especialista Regional de Producto de IFX Networks.

 Los colaboradores no solo tienen acceso a sus aplicaciones e información de manera segura; sino que además se minimiza el riesgo de pérdida de datos. 

La virtualización de escritorios facilita la implementación de nuevas capacidades sin que sea necesario adquirir equipos, o configurar componentes.

Adicionalmente, gracias a los esquemas de portabilidad que estas tecnologías representan, se convierte en una excelente opción para el teletrabajo.

 En este contexto, son cuatro las recomendaciones a tener en cuenta para emprender un proyecto de virtualización:

1- Determinar cuántos usuarios requieren esta infraestructura. Las soluciones de VDI pueden adaptarse para cumplir con las necesidades específicas de los clientes. Sin embargo, el primer análisis debe estar enfocado en identificar cuántos colaboradores entrarían en este modelo, teniendo en cuenta su rol en la operación de la empresa.

2- Identificar qué aplicaciones necesitan para realizar sus tareas diarias. Para aprovechar al máximo la virtualización de escritorios, las organizaciones deben identificar las necesidades específicas de cada usuario. Todo esto con el objetivo de configurar los diferentes perfiles que existen, organizarlos y estandarizarlos, según los requerimientos.

Es importante separar las aplicaciones core de negocio de las aplicaciones de productividad general. Adicionalmente, es fundamental verificar los acuerdos de licenciamiento de las aplicaciones, para saber si es posible incluirlas en un modelo VDI.

3- Definir la mejor estrategia de red y seguridad. Aunque existen múltiples soluciones de conectividad y seguridad, lo más importante es encontrar una opción que garantice flexibilidad. Aquí es fundamental contar con un aliado proveedor que sea capaz de combinar la tecnología más eficaz con la infraestructura disponible en las sedes de la organización. Lograrlo permitirá estructurar el esquema de conectividad de la manera más eficiente posible, evaluando características como cobertura, latencia, atención y respaldo.

4- Implementar esquemas de control, monitoreo y antivirus. No poder implementar una solución de seguridad perimetral en todos los lugares de acceso de los colaboradores; y el hecho de que la tendencia BYOD o “trae tu propio dispositivo”, se ha generalizado, son factores que facilitan la realización de tareas de invasión de malware, denegación de servicios y ataques de fuerza bruta, por parte de ciberdelincuentes.

En consecuencia, es necesario implementar nuevas metodologías y esquemas de control, monitoreo y antivirus. Encontrar un proveedor experto es un punto relevante. No hay que escatimar esfuerzos en consultar sobre las capas de seguridad y componentes que se pueden integrar en la plataforma de VDI.

IFX Networks presta los servicios de consultoría y acompañamiento que se requieren para desarrollar un proyecto de virtualización. Su portafolio incluye IFX Cloud VDI Plus, solución as a service corporativo para ser utilizada a través de redes de datos públicas (Internet) o privadas (MPLS y EPL).

 “El diseño de la solución está pensado para presentar las dos ofertas tradicionales: VDI Multi-tenant y VDI Tenant, garantizando una experiencia de usuario intuitiva a través de cualquier navegador web, esquemas de alta disponibilidad, integración de servicios sin costo adicional como backup, antivirus, ancho de banda de red garantizados sin control de tráfico de datos, licenciamiento Windows y diferentes capas adicionales de seguridad que se pueden incluir según la necesidad de cada empresa”, explica Juan Gabriel Rodríguez Nieto.