Tendencias en tecnologías emergentes

  • Opinión

  • Hace más de 4 meses

  • mayo 2, 2019

  • 3 minutos, 54 segundos de lectura

El cambio que experimentamos tiene como mayor diferenciación la velocidad en la que las innovaciones están afectando nuestras industrias y estilos de vida. Muchos vemos estos cambios con atención y fascinación, pero para otros genera un temor al sentirse amenazados por estas tecnologías.  

Diego Pantoja- Navajas- Tech Visionary/Investor/Founder of LogFire

La reflexión sobre este cambio es visualizar el futuro y entender las implicaciones que nuestra continua evolución necesita para mejorar.

Cuando comencé en la industria de WMS hace más de una década, estuve a cargo de múltiples implementaciones de soluciones de WMS hospedadas en las instalaciones de los clientes en un mundo anterior al concepto de computación en la nube. Recuerdo que los días eran muy largos. Los plazos de implementación tomaban más de doce meses, y a veces inclusive se extendían a dos años.  Se requería tener muchos recursos de los proveedores en-situ ya que se hacían implementaciones, que en muchos casos tenían un porcentaje de customización muy alto para ese cliente en particular y donde no se tomaba ventaja de las funcionalidades base de las aplicaciones. Ese era el modelo de implementación de ese entonces y así era como estas empresas generaban ganancias.

Estas implementaciones costaban una fortuna, y al final generaban un tremendo stress a las organizaciones y recursos, tanto así que la mayoría de estas empresas decidieron evitar cualquier actualización de sus sistemas para no tener que pasar por esos momentos tan difíciles y de tanto costo.  Lo más preocupante de este modelo “tradicional” es que las empresas renunciaron a nuevas actualizaciones y mejores tecnológicas para evitar problemas, lo que lógicamente causó un retraso tecnológico en muchas empresas e industrias.

Frente a este escenario, yo sabía que tenía que haber una mejor manera de hacerlo, y así fue como me motive a crear LogFire, ahora Oracle WMS Cloud.

Me pregunto hoy ¿Cómo funcionaron los negocios de esa manera?

Creo que cualquier persona relacionada con en la industria de WMS diría que el mundo de la logística y de la cadena de suministro ha cambiado dramáticamente desde entonces. ¡Y definitivamente para mejor!

La migración de aplicaciones hospedadas en las instalaciones de los clientes hacia la nube ha significado que las aplicaciones lleguen al mercado más rápido, que la visibilidad de los datos sea instantánea, y que las empresas puedan parametrizar no customizar según sea necesario de acuerdo a su industria y requerimientos de negocios.  La tecnología de nube nos da la oportunidad de aprovisionar un ambiente de WMS de manera inmediata y configurarlo en minutos. ¡Podemos completar las implementaciones en tan sólo semanas!

Entonces, la siguiente pregunta es ¿qué viene después? Como empresario he estado dándole muchas vueltas a esta pregunta.

Creo sinceramente que el próximo hito en logística, cadena de suministro y en sistemas de WMS es el uso de tecnologías emergentes para capturar y aprovechar los conjuntos de datos en crecimiento exponencial en estas industrias.

Los conjuntos de datos han crecido rápidamente en el paradigma de la nube. Tal vez nadie se dio cuenta de lo rápido o extensos que serían. Todos esos datos tienen valor, y como profesionales de esta industria debemos asegurarnos de que nuestras cadenas de suministro sean cada vez más eficientes y con mejores márgenes. Me refiero específicamente a la inteligencia que no estaba disponible para nosotros hace diez años o ni siquiera hace tan solo cinco años. La tecnología de la nube lo descubrió. Y ahora las empresas necesitan implementarlo.

El desafío está en que estos conjuntos de datos están creciendo demasiado rápido para capturarlos sin tener ayuda, y es ahí donde entra en juego la tecnología emergente. Es, definitivamente, una tecnología emergente la que ayudará a las cadenas de suministro a encontrar el valor y la eficiencia que por muchos años no era permitido.

Alguien pronto va a descifrar como hacerlo. No es una cuestión de por qué, es una pregunta de cuándo.

Esto significa un valor competitivo que tiene que ser explotado.

La verdad es que la mayoría de las empresas todavía no se han alejado de su tecnología de hace 40 años. Entonces, ni siquiera pueden comenzar a tener esta conversación.

El 70% de las conversaciones que tengo con CEOs son sobre algoritmos avanzados relacionados a inteligencia artificial con el enfoque de mejorar y entender la cantidad de información de datos que hoy se generan y mejorar la toma de decisión.

Los ejecutivos quieren ir a Marte, pero un buen CIO sabe que primero tiene que llegar a la plataforma de lanzamiento. Los equipos de operaciones desean aplicaciones prácticas para la utilización de tecnologías emergentes: casos de uso práctico es Inteligencia Artificial, Chatbots, Realidad Aumentada e Internet de las Cosas (IoT por sus siglas en ingles).

Las plataformas y aplicaciones nativas de nube tienen capacidades de integración con este tipo de tecnologías. Esa facilidad de conectividad significa que están en una posición natural para cumplir con el próximo hito del uso de tecnologías emergentes para capturar y aprovechar los conjuntos de datos en toda la red de cadena de suministro. Son plenamente capaces de ayudar a las empresas a nivel empresarial a acelerar su innovación e incluso tomar una posición de liderazgo en sus respectivas industrias.

Hoy  hay que aprovechar y no desperdiciar toda la información que se genera en el mercado. Las tecnologías emergentes siempre fueron la última promesa de la tecnología en la nube y ya están disponibles.

Pin It on Pinterest