Teaté, la modernización de las tiendas de barrio

  • Movilidad

  • Hace más de 2 semanas

  • mayo 13, 2019

  • 3 minutos de lectura

Te puede interesar

El trabajo de los tenderos es fundamental para la economía del país. Factores como cercanía, precios asequibles, variedad de productos y trato personalizado, hacen que este canal de distribución siga siendo predominante, no solamente en Colombia, sino en toda Latinoamérica. Más allá de vender productos, el tendero brinda un servicio, su establecimiento se convierte en punto de encuentro y la comunidad lo reconoce como líder social y legitimador de cualquier propuesta de valor que se quiera rodar en los barrios.

Si bien su importancia es clara, también lo es el reto de reinventarse con base en el uso eficiente de la tecnología. De manera proporcional, los fabricantes tienen la misma exigencia. La dinámica del mercado los conduce a: maximizar la capacidad de servicio, bajar precios, mejorar la experiencia del cliente, conectarse con las nuevas generaciones y tener la capacidad de identificar oportunidades.

“Es en este contexto donde surge Teaté, una comunidad digital que busca ampliar el portafolio de servicios de los tenderos, simplificar la forma de administrar las tiendas, reducir los costos de atención al canal tradicional y trasladar los ahorros que se generen de la optimización de estos procesos al cliente final”, afirma Juliana Betancourt, directora Comercial de Integración de Negocios de Teaté.

Teaté, la comunidad digital que conecta a proveedores de bienes y servicios con micro comerciantes, reporta un positivo balance de gestión. Al término de su segundo año, el emprendimiento integra la operación de 4.200 tenderos y 24 grandes fabricantes. En 2019 proyecta dar continuidad al crecimiento en Colombia, iniciar su estrategia de expansión en Latinoamérica y explorar mercados en Asia.

Esta iniciativa lidera la construcción del canal neo-tradicional en la región. Su propuesta se basa en los principios de colaboración y transformación digital. En este sentido, el modelo de negocio de Teaté se propone cumplir los siguientes objetivos: acortar la brecha económica, disminuir la huella de carbono, optimizar el consumo de recursos naturales consolidando la operación logística, entregar un mayor poder de compra a los consumidores, impulsar las economías locales, mejorar la vida de los pequeños minoristas y permitir el acceso de nuevos servicios a las comunidades más vulnerables del país.

Las tiendas como centros de negocios

Elemento clave de este nuevo ecosistema es una aplicación móvil. A través de ella, Teaté conecta al tendero con los proveedores de bienes y servicios, brindándoles colaboración en ventas y logística, consolidación de información de mercado, solución de marketing, apertura de mercados y servicios de valor agregado.

Teaté complementa la venta de productos de consumo masivo con un portafolio que comprende los siguientes servicios: recarga de planes de telefonía celular, recarga de planes de televisión, apuestas en línea, venta de micro-seguros y SOAT, entre otros. “El sueño de Teaté es conectar al tendero con una oferta ilimitada de productos y servicios que le permita competir con cualquier jugador”.

“Para iniciar habilitamos zonas geográficas por bloques de tiendas. Posteriormente motivamos a los tenderos a descargar la aplicación a través Google Play. Nuestro modelo se basa en una filosofía colaborativa, donde los expertos en cada eslabón de la cadena se concentran en hacer lo que mejor saben para el beneficio de toda la comunidad. Sin duda, Teaté es la revolución digital del canal tradicional”, explica Juliana Betancourt.

El concepto de Big Data es pilar central. Teaté corre sobre la solución de última generación SAP S/4HANA, plataforma de información, gestión de datos e inteligencia analítica. Por ello está en capacidad de combinar de manera estratégica la inteligencia de negocios y la predictibilidad con la experiencia de usuario. 

Grandes compañías apuestan por un mejor futuro para los tenderos y sus comunidades. El grupo de fabricantes que hacen parte de Teaté está conformado por: Harinera del Valle, Arrocera La Esmeralda, Detergentes S.A., Organización Roa Florhuila, Aldor, Manitoba, Mayagüez, Team, Casa Luker, Granos La Floresta, JGB, Aldor, Mondelez y Café Bemoka, entre otros.

La empresa estima finalizar 2019 con 9.000 tiendas y 30 proveedores. Teaté se apresta para llegar en el mes de agosto a Medellín. Dentro de su roadmap de crecimiento también está incluida Bogotá, ciudad que es objetivo para 2020.

El crecimiento de la comunidad digital de micro-comercios ha llamado el interés de inversionistas internacionales. “Actualmente estamos abriendo una nueva ronda de inversión. La primera fue focalizada en la operación de Colombia. La segunda tendrá como principal meta llevar el modelo de negocio a otros países de la región”, concluye Juliana Betancourt.

Pin It on Pinterest