Seguridad privada usa IA y radios para proteger a la comunidad

  • Seguridad

  • Hace 2 semanas

  • noviembre 21, 2020

  • 2 minutos, 30 segundos de lectura

Convierte a Computerworld Colombia en tu fuente de noticias tecnológicas.

La inseguridad en Colombia se hace cada vez más evidente en espacios públicos, conjuntos residenciales, centros comerciales. Si bien la Policía Nacional y las fuerzas militares son fundamentales para reducir la criminalidad que se vive en el país, las empresas de seguridad privada y vigilancia se han convertido en entidades vitales para la protección de bienes y personas, ya que disuaden al delincuente, quien normalmente busca objetivos que no cuentan con la protección adecuada. 

No obstante, si se desea ofrecer un servicio eficiente, las empresas de seguridad privada deben contar con un componente tecnológico a través del cual logren automatizar sus sistemas y procedimientos. Esto les permite a los guardias ejecutar sus tareas diarias en menor tiempo y con mayor precisión, incrementando así la productividad y la efectividad de sus operaciones de seguridad y resguardo.

Sobre esto, Julio César González, experto en administración de la seguridad y conferencista internacional, asegura que “Las empresas de vigilancia tienen que vender más seguridad y menos vigilancia. Si solo se vende vigilancia, se está ofreciendo en realidad una persona, un servicio costoso y no una solución efectiva, pero si mezclamos la seguridad humana o menos vigilantes con sistemas de seguridad electrónica, esto da como resultado una administración basada en riesgos, vulnerabilidades y desempeño real”.   

Cuando se utilizaban sistemas de videoseguridad, por ejemplo, antes de la llegada de la Inteligencia Artificial (IA), las agencias de seguridad dependían bastante del ojo humano para poder monitorear y detectar posibles situaciones de emergencia. Esto abría la posibilidad al error, ya que, según un estudio reciente de la NASA, cuando la revisión se hace a lo largo de 20 minutos la concentración disminuye al 20%, con lo cual se pasaban por desapercibidas varias situaciones de riesgo.  

Sin embargo, con el uso de la IA, es posible detectar situaciones de emergencia de forma autónoma, sin necesidad de que tenga que haber un guardia detrás del monitor las 24 horas del día. De acuerdo con Julián Medina, experto en seguridad privada de Motorola Solutions, “con el aporte que brinda la Inteligencia Artificial, los sistemas de videoseguridad ahora pueden reconocer e identificar si hay algún objeto en un lugar inusual, hacer reconocimiento facial, detectar comportamientos atípicos y así alertar al guardia sobre una posible situación de emergencia que podría evitarse a tiempo”.  

Un ejemplo claro de lo que explica González se da también en las tecnologías de la radiocomunicación, las cuales se han convertido en aliadas de los vigilantes durante los procesos de respuesta y detección de emergencias. La ausencia de este tipo de tecnologías de comunicación hace que no exista un flujo de información constante entre los guardias y que por ende los procesos de seguridad no funcionen de manera integrada. 

En este sentido, los sistemas de radios de dos vías actualmente les permiten a las agencias de seguridad cubrir zonas donde no existe cobertura de celular, operar sin interrupciones y sin depender de redes de terceros en momentos de uso pico para que todos los mensajes se transmitan sin problemas, incluso en las situaciones más extremas, cuando otras tecnologías tienden a fallar. Además, presentan también integración de soluciones de video, datos y mantienen gran calidad de audio, al suprimir ruido ambiente en entornos difíciles. 

Es así como este tipo de tecnologías ahora les permiten a los guardias comunicarse entre sí, al instante y con información en tiempo real, lo que se traduce en la posibilidad de actuar como un único grupo que brinda menos vigilancia y más seguridad basada en decisiones acertadas.