Recomendaciones para el uso de Internet seguro

  • Seguridad

  • Hace más de 2 semanas

  • febrero 5, 2019

  • 1 minuto, 56 segundos de lectura
  • Sugerir un cambio

Este martes 5 de febrero se celebró el Día Internacional de Internet Seguro, evento promovido por la red INSAFE/INHOPE con el apoyo de la Comisión Europea, que se celebra cada mes de febrero, con el objetivo de promover un uso seguro y positivo de las tecnologías digitales, especialmente entre niños y jóvenes.

El robo de cuentas bancarias, el secuestro de datos personales, las campañas de desprestigio o el reclutamiento de niños para pornografía infantil son solo algunos de los riesgos que se corren con el uso no adecuado de Internet.

Además, existen delincuentes especializados en analizar perfiles de redes sociales para encontrar y determinar la mejor forma de atacar a sus víctimas: a través de robos a sus propiedades, secuestros y extorsiones.

Por estas razones, el Día de Internet Seguro es una fecha para recordar que todos estos riesgos pueden evitarse a través de un uso seguro y responsable de la red.

El ministerio TIC comparte algunas recomendaciones:

–       Cambia tus contraseñas: renueva las claves de correos electrónicos y redes sociales por lo menos cada seis meses. Inventa palabras, mezcla letras mayúsculas y minúsculas con números y signos. Evita usar en tus contraseñas, datos que puedan ser evidentes de tu vida, tales como nombre, teléfono o fecha de nacimiento.

–       Define las opciones de privacidad de tus redes sociales: sitios web como Facebook permiten crear grupos por intereses comunes o segmentar con quiénes compartes tus publicaciones (familia, amigos del colegio, colegas, etc). Por ejemplo, puedes establecer que las fotos de viajes solo queden disponibles para los miembros de tu familia.

–       Ten en cuenta quién hace parte de tus redes sociales: revisa a quienes sigues y a quienes has aceptado como amigo en tus redes sociales. Elimina a aquellos que definitivamente no conoces –así tengan muchos amigos en común–.

–       Evita publicar fotos comprometedoras en tus redes sociales: ten en cuenta que las fotos que más datos revelan suelen ser las más inocentes: imágenes que muestren tu casa, tu vehículo, el colegio de tus hijos o el lugar donde trabajas.

–       Antes de enviar, de publicar o de dar clic ¡Piénsalo bien!: Tómate tu tiempo para redactar y leer lo que quieres compartir, no publiques mensajes de odio y frases de doble sentido que puedan lastimar a otras personas. Evita, además, compartir referencias de tu ubicación, de tu vivienda o de tu lugar de trabajo.

–       No des clic a enlaces sospechosos: puedes ser víctima de estafas, engaños o incluso pueden robar tu información personal.

–       No compartas todo lo que recibes: antes de compartir una información o una cadena de Whatsapp, analiza y verifica si es real, recuerda que puede tratarse de noticias falsas, desactualizadas o de enlaces no seguros.

Pin It on Pinterest