Protección y productividad para el teletrabajo

  • Teletrabajo

  • Hace 7 meses

  • abril 22, 2020

  • 1 minuto, 20 segundos de lectura

Convierte a Computerworld Colombia en tu fuente de noticias tecnológicas.

Un servicio unificado para gestión del teletrabajo que –además de ofrecer acceso seguro y sencillo a los recursos de la organización-, aumenta las capacidades de protección de los datos, fue presentado por Etek.

Se trata del servicio de Conectividad y Productividad de Empleados Remotos, permite aumentar el control de aplicaciones y navegación y monitoreo de actividades de los usuarios.

Además de incrementar la productividad de los miembros de equipo remotos, el servicio de Etek reduce el riesgo el riesgo por teletrabajo, disminuye los costos y ofrece mejoras significativas en el desempeño de aplicaciones.

A medida que la pandemia por el coronavirus se extiende a nivel mundial, así como el teletrabajo se ha convertido en un estándar de facto en las organizaciones, esto ha dado lugar a un sinnúmero de desafíos en materia de ciberseguridad y productividad. 

Se trata de un modelo basado en una plataforma de Software-as-a-Service (SaaS) que traslada los gastos de capital (capex) a gastos de operación (opex). Gracias a este modelo, se reducen drásticamente los costos, ya que las organizaciones se evitan la compra de hardware.  

“Estamos enfrentando una nueva realidad en todo el mundo, con largas cuarentenas que nos obligan a trabajar desde casa”, declaró Praveen Sengar, CEO de Etek Internacional. 

“Es así como las organizaciones pueden enfocarse más en asuntos claves como la agilidad y la innovación y –al mismo tiempo-, obtienen la seguridad y el desempeño necesarios para aplicaciones de misión crítica, no solo en entornos de nube, sino también on-premise (en las propias oficinas)”, prosiguió Praveen Sengar.

La solución ayuda a aplicar controles sobre la información a la cual los usuarios remotos pueden acceder, leer, copiar y/o escribir. Además de controlar la navegación en sitios externos, también permite aplicar restricciones a servicios empresariales, hacer seguimiento a actividades sospechosas y monitorear el comportamiento de los usuarios remotos para evitar la fuga de información.