Mujer y tecnología

  • Negocios

  • Hace más de 1 semana

  • marzo 9, 2019

  • 1 minuto, 44 segundos de lectura
  • Sugerir un cambio

Te puede interesar

Los últimos años han sido testigos de la importancia del papel de la mujer en el sector de la tecnología. Su actitud, perseverancia y desempeño en sus tareas les han permitido llegar a ocupar altos cargos directivos empresariales.

En América Latina, por ejemplo, la presencia en estos cargos ha ido en aumento, pero todo no ha sido fácil, pues aunque el mundo se está transformando en reconocimiento a la mujer, los retos a los que se enfrenta todavía son muchos.

Según un estudio reciente de LinkedIn, entre 2006 y 2016, la presencia femenina en cargos de responsabilidad en la industria tecnológica mundial aumentó en un 18%, lo que ha venido acompañado también de un aumento en las contrataciones para puestos técnicos en general: directoras de tecnología (CTO) (60%) y desarrolladoras de sitios web (43%). Es una realidad que cada vez más la industria tecnológica necesita de ellas y del talento que aportan.

En esta ocasión, y en celebración del Día Internacional de la Mujer,  Saida Ortiz,

gerente de Colombia y Ecuador, Vertiv comentó: “Del mundo tecnológico me atrae la rapidez de los cambios, la posibilidad de aprender diariamente, y las soluciones que resultan por la aplicación de creatividad, desarrollo, algoritmos y/o aplicaciones de hardware o software que al final lo que buscan es mejorar la calidad de vida del ser humano”.

El mayor reto fue ser psicóloga y llegar a dirigir equipos del mundo tecnológico, tanto en Colombia como en otros países de Europa y Latinoamérica. Por supuesto, para ser más competitiva tuve que desarrollar estudios en ingeniería de software y energías renovables, los cuales han permitido el desarrollo de mi carrera de manera más efectiva.

En ocasiones los estigmas tanto de género, profesión, etnia u otros tantos suelen ser barreras difíciles (pero no imposibles) de superar. Para ello, por supuesto, siempre existen caminos a través de la formación, la experiencia, la confianza de otros, que ayudan a asumir dichos retos y a demostrar de lo que se es capaz sin importar ningún tipo de restricción o paradigma.

A las mujeres jóvenes les diría que piensen en términos de equidad y capacidad. Tenemos las mismas posibilidades de éxito que los hombres. Es importante aprovechar la coyuntura actual, en la cual la sensibilidad a la diversidad nos permite colocarnos un poco mejor y por otro lado hace que muchas voces evidencien la necesidad de la simetría y equidad en el espacio profesional y social.

Pin It on Pinterest