Más del 95% de los edificios de Latinoamérica podrían ser digitales

  • Infraestructura

  • Hace más de 6 días

  • noviembre 29, 2019

  • 3 minutos, 28 segundos de lectura

En Latinoamérica existe una gran oportunidad de negocio en el área de desarrollo de edificaciones inteligentes, ya que menos del 5% de las mismas ha migrado a la era de los edificios digitales, de acuerdo con Panduit.

“Hoy en la región no existe un edificio que sea 100% digital. Algunos están en vía de serlo. Sin embargo, más del 95% requieren asesoramiento para comenzar a adoptar las nuevas tecnologías, que son cada vez más importantes para las personas a la hora de elegir un departamento, una habitación de hotel, una oficina o trabajo, e incluso un hospital, escuela o centro de entretenimiento”, asegura Juan Pablo Borray, Business Development manager LATAM de Panduit.

De acuerdo con el directivo, la oportunidad de negocio para los integradores y las constructoras se presenta en dos vertientes: La primera tiene que ver con los nuevos edificios que se están construyendo, ya que deben ser pensados para satisfacer las necesidades actuales del mercado y, la segunda, en los edificios que ya existen, los cuales requieren ser actualizados para lograr integrarse a la digitalización y seguir siendo funcionales.

Algunas recomendaciones de Panduit para ingresar a la era de los edificios digitales son:

–       En el caso de los nuevos edificios, estos deben ser diseñados desde un comienzo como edificios digitales con una infraestructura robusta, ya que en este momento todos los sistemas como aire acondicionado, cámaras de video vigilancia, iluminación, audio y video, convergen en la misma red. Esto posibilita que se puedan automatizar y permite a las personas controlar las variables de su entorno.

Adicionalmente, deben ser edificios amigables con el medio ambiente, planeados para aprovechar los recursos naturales como luz solar, ventilación, sistemas de captación de agua de lluvia y planta de tratamiento de aguas residuales.

Los espacios deben ser conceptualizados en función de las personas. “Antes se diseñaban espacios y después se pensaba en la cantidad de personas que lo ocuparían. Hoy la necesidad es que los espacios sean confortables para sus ocupantes. Esto tiene un impacto real en el desempeño de las personas. Así lo confirma una investigación de la Universidad de Cornell (Estados Unidos), según la cual la correcta iluminación puede incrementar la productividad hasta en un 5%”, afirma Borray.

–       Para los edificios que ya existen, es imprescindible contar con el asesoramiento de los expertos. La innovación tecnológica permite que las empresas puedan adaptar las construcciones ya existentes a la era digital. Lo más recomendable, de acuerdo  con los expertos, es realizar un plan de digitalización y llevarlo a cabo de manera paulatina, ya que uno de los grandes retos en la región es la inversión para modernizar las edificaciones.

“La industria inmobiliaria se enfrenta al reto de satisfacer las necesidades tecnológicas de las personas. Para los expertos en construcción es imprescindible mantenerse actualizados y conocer las diferentes soluciones que existen. Desde que llegamos a Latinoamérica, hace 30 años, nuestro objetivo ha sido convertirnos en un apoyo para las compañías. Hoy reafirmamos nuestro compromiso de acompañarlas a migrar a la digitalización. Por ello creamos diversas capacitaciones, webinars y road shows que ayudan, no sólo a los expertos, sino también a los interesados en el tema, a conocer la mejor manera de conectarse a un mundo de posibilidades”, comenta Juan Pablo Borray

De acuerdo con Panduit, algunos beneficios de los edificios digitales son:

– Ahorros energéticos. Un edificio digital se encuentra diseñado para aprovechar al máximo los recursos naturales.

– Ahorros en mantenimiento. La mayoría de los dispositivos conectados a la red cuentan con monitores o sensores que son capaces de alertar sobre etapas de mantenimiento preventivo, lo cual representa una disminución de costos debido a que permite programar los días de mantenimiento y los recursos necesarios para ello.

– Aprovechamiento del espacio. Gracias a los sensores de movimiento se puede saber qué áreas son las que más se utilizan en un edificio, determinar espacios muertos y definir así el uso de los espacios de una forma más efectiva.

– Productividad, atracción y retención de talento. La tendencia actual para las oficinas es diseñar espacios pensando en las personas. En la medida en que se les ofrezcan ambientes confortables, el bienestar que allí se genere repercutirá de manera directa en su desempeño laboral y emocional.

– Seguridad. Hoy más que nunca la seguridad se ha convertido en un punto imprescindible para las personas. Gracias a la tecnología los encargados de esta tarea puedan monitorear en tiempo real y con alta calidad de imágenes. Asimismo, pueden  controlar los accesos de todas las áreas de un edificio, complejo o campus escolar.

– Amigables con el medio ambiente. Cada vez más empresas buscan ser amigables con el medio ambiente. Los edificios digitales, además de caracterizarse por la interconexión de dispositivos, están diseñados para disminuir el impacto ecológico, aprovechar de manera amigable los recursos naturales, ahorrar agua, reducir el uso de energía eléctrica y ventilación artificial, entre otros.

Pin It on Pinterest