Los padres también ponen en riesgo a sus hijos en Internet

  • Seguridad

  • Hace más de 4 meses

  • abril 28, 2019

  • 3 minutos, 41 segundos de lectura

Con motivo del Día del Niño es necesario que los padres hagan un stop a la celebración y evalúen si están siendo responsables con los contenidos que ven sus hijos en internet y, sobretodo, si ellos mismos son los que están poniendo en riesgo.   

Por: Sergio A. Peña

En la actualidad, un álbum de fotos en físico ya no nos parece algo tan práctico y por el contrario está pasado de moda. Es por esto que preferimos compartir nuestras fotos de cumpleaños, vacaciones y momentos especiales, a través de redes sociales sin percatarnos de los peligros que esto conlleva, sobretodo si incluimos fotos de nuestros niños.

Según datos de una investigación realizada por Kaspersky Lab, en conjunto con la consultora chilena de estudios de mercado CORPA, el 41% de los latinoamericanos admite publicar una vez al mes fotografías en redes sociales de menores de edad (hijos, hermanos, sobrinos u otros). Colombia ocupa la cuarta posición con un 37% de la población que admite publicar estas fotos,  después de Perú, Argentina y Chile.

Pero, ¿cuáles son algunos de los riesgos de difundir este tipo de imágenes? Principalmente existen tres tipos de amenazas hacia los menores de edad:

1. Usuarios desconocidos: al encontrar perfiles de redes sociales que son públicos, pueden descargar y compartir imágenes de los niños para fines maliciosos, relacionados al ámbito sexual  y la pederastia.

2. Cyberbullying: puede hacer sufrir a los niños en su adolescencia si las imágenes publicadas son utilizadas como material de bromas, sextorsion o ciberacoso.

3. Padres: pueden convertise en una amenaza para sus hijos cuando comparten estas imágenes en forma excesiva e indiscriminada.

 “En esencia, las redes sociales han hecho que sea fácil compartir nuestras vidas, momentos y recuerdos, pero la desventaja es que resulta tan sencillo hacerlo, que no nos tomamos un momento para pensar quién tiene acceso a esta información y las posibles consecuencias que esto puede causarle a nuestros hijos en el futuro ya que lo que se publica en Internet, vivirá para siempre en el ciberespacio”, comenta Dmitry Bestuzhev, director del Equipo de Investigación y Análisis para América latina en Kaspersky Lab.

Por su parte, Cisco Talos ha rastreado a varios grupos en Facebook en los que frecuentemente se realizan actividades sospechosas e ilegales, arrojando una lista de 74 grupos, cuyos miembros prometieron llevar a cabo cuestionables acciones cibernéticas con la información de algunos perfiles de la plataforma. Aunque el algoritmo de las redes sociales está hecho para conectarnos con otras personas, éste no distingue cuáles son las actividades malintencionadas y que pueden tener acceso al contenido que posteamos.

Vale la pena resaltar iniciativas como la alianza global We Protect y RedPaPaz, que junto a compañías como Microsoft, buscan dar orientaciones para mejorar la respuesta de los gobiernos en materia de prevención y mitigación de la explotación sexual de niñas, niños y adolescentes en línea. “Nuestra meta es apoyar la seguridad en línea y brindar una manera única para que padres y profesores eduquen a los jóvenes sobre cómo mantenerse seguros en línea haciéndoles entender cuáles son los riesgos y sus consecuencias en el mundo real” afirmó Marco Casarín, CEO de Microsoft en Colombia.

Consejos para padres en redes sociales

Para evitar dolores de cabeza y malos ratos a nuestros hijos, por no ser precavidos a la hora de publicar fotografías en línea, es necesario tener en cuenta lo siguiente:

1. No tener un perfil público de tus redes sociales: si tienes un perfil público de Facebook o Instagram estás invitando a toda persona que tenga conexión a Internet a ver tus fotos. Todo el mundo tiene derecho a tener cierta privacidad en línea, por lo que se recomienda dar acceso a ella sólo a la gente con la que de verdad tienes contacto. También puedes cambiar la privacidad de cada publicación y así decidir lo que la gente puede ver.

2. No compartir las fotos de los hijos de otras personas: los padres tienen derecho a saber quién puede ver y comentar las fotos de sus hijos. Si ellos deciden mantenerlos alejados de las redes sociales, o bien, configurar su privacidad online, están en su derecho como padres, y tú deberías respetar esas posición.

3. No crear un perfil para un menor de edad: existen razones por las cuales las redes sociales exigen una edad mínima para crear un perfil, asociadas -principalmente- a la seguridad en línea del niño o niña. Por otro lado, se debe respetar la privacidad del menor, ya que ciertas imágenes compartidas por los padres u otros parientes, podrían causar descontento e incomodidad a futuro, o podrían ser difundidas o utilizadas por un tercero para malos propósitos.

4. No publicar fotos de tus hijos o sobrinos en la bañera: probablemente no haya mala intención en publicar en redes sociales la fotografía de un bebé o niño semidesnudo jugando con sus juguetes, aprendiendo a caminar o corriendo por el patio, pero no debemos olvidar que en el mundo existen personas que venden este tipo de imágenes con fines indecorosos y otros que pagan por ellas. Es importante que como adultos responsables ayudemos a preservar la privacidad de nuestros parientes más pequeños.

Pin It on Pinterest