Los datos, el nuevo oro digital

  • Opinión

  • Hace más de 4 meses

  • mayo 13, 2019

  • 2 minutos, 56 segundos de lectura

Las organizaciones que pretenden ser cada día más competitivas, deben enfrentar el reto de conocer a sus clientes de más y mejores maneras.

Por: Robin Barquin, director Regional de Global Hitss by Claro en Colombia

En el cambiante entorno, este reto se magnifica como quiera que el sinnúmero de interacciones de nuestros clientes genera volúmenes de datos –impensados en un pasado reciente-, con crecimientos exponenciales y que tenemos a nuestra disposición. En este punto surge un primer interrogante: ¿Qué hacer con estos datos disponibles?

Según un estudio de la International Data Corporation, sobre el universo digital, para el 2020 se estima que habrá 44 zettabytes de datos digitales en todo el mundo (44 trillones de gigabytes). Para hacernos una idea de lo que esto representa, pensemos que un 1 Zettabyte tiene la capacidad de almacenar 2 billones de años de música o 36 millones de años de una película en HD.

Es en este contexto que empezamos a escuchar términos como Machine Learning, Inteligencia Artificial, Analítica Predictiva, Big Data o Data Mining. A partir de lo anterior, podemos empezar a bosquejar una respuesta al interrogante planteado como quiera que los referenciados términos resumen la facultad de procesar con herramientas tecnológicas grandes volúmenes de datos para la toma de decisiones. Actualmente los datos no solo tienen la capacidad de explicar la realidad, también permiten anticipar comportamientos, esto los convierte en una herramienta para que las empresas conozcan a sus clientes, sepan que quieren, que buscan y de acuerdo a esto creen oportunidades, eviten riesgos o los minimicen.

Por esta razón, los datos se convierten en uno de los activos más importantes para las empresas, por no decir el más importante y cada vez es mayor el número de compañías que reconoce la importancia de contar con recursos tecnológicos para sacar provecho de este activo. Por ejemplo, el Big Data se está utilizando cada vez más para optimizar los procesos de negocio en las empresas. El poder del análisis está transformando las organizaciones y las industrias. En el sector de retail están optimizando sus ventas basándose en los hábitos de consumo, comportamientos y gustos por género y edad entre otros aspectos, predicciones generadas gracias a datos de redes sociales y tendencias de búsquedas en la web.

En este sentido, se genera un segundo interrogante que podríamos plantear de la siguiente forma: Entendiendo el valor de los datos como un activo de la organización y puesto que los mismos tendrán valor en la medida que sean procesados para generar información y de allí conocimiento, entonces ¿cuál es un esquema óptima para poder procesarlos? Para dar respuesta a este interrogante introducimos un nuevo concepto que cada vez toman más fuerza en el país los Data Centers, como el Triara de Claro, ubicado a las afueras de Bogotá y en Medellín, los cuales son espacios físicos donde se recopila, almacena y hace un análisis detallado de la información con diversas aplicaciones en todos los sectores de la economía para el apoyo en la toma de decisiones, definición de estrategias, nuevos productos y servicios, optimización de procesos y generación de conocimiento.

Una ventaja adicional que brinda el tener una solución de Big Data ubicada en estos búnkeres, es la seguridad adicional para los datos. Curiosamente la mayoría de empresas piensan que un data center externo supone un riesgo inherente, a pesar de que son extremadamente seguros, incluso más que los propios servidores de las empresas, ya que son sitios especializados que se dedican a ello y tienen más conocimientos y medios para prevenir ataques y establecer medidas de defensa.

Si bien el panorama local coincide con la tendencia global que muestra un incremento en la proporción de empresas que usan análisis de datos para innovar, el reto está en que las pequeñas y medianas empresas sepan cómo implementar nuevas herramientas como el Big Data en la Nube, cuidando su información de ataques cibernéticos.

Si su empresa reconoce el valor de sus datos como activo y tiene pensado implementar este tipo de plataformas de Big Data y Analítica como apalancadores del conocimiento de sus clientes, quizás la nube sea el camino.

Pin It on Pinterest