Lo que cambió en Colombia en los últimos 20 años

  • Movilidad

  • Hace más de 1 día

  • noviembre 10, 2019

  • 3 minutos, 18 segundos de lectura

El estudio Target Group Index de Kantar IBOPE Media revela los cambios en la manera de comunicarnos de los colombianos.

El mundo está en constante evolución y los cambios ocurren cada vez más rápido. La encuesta Target Group Index – TGI, por sus siglas en inglés-, que mide los hábitos y comportamientos de la población, cumple 20 años reflejando la historia de Colombia. 

“Tener estos datos y poder compararlos 20 años atrás, nos permite entender los avances que como sociedad hemos tenido y planear el futuro. Podemos conocer muchas transformaciones en el estilo de vida, la tecnología y su uso, el consumo y la sociedad. El siglo XX terminó de una manera muy diferente de la que comenzó; pero el siglo XXI en apenas pocos años ya se revolucionó. Y esos cambios acelerados van a continuar de la mano de los medios de comunicación”, explicó Carolina Ibargüen, gerente general de Kantar IBOPE Media en Colombia. 

Conectados con la experiencia

¿Cuánto cambiamos las últimas dos décadas? La conexión móvil, por ejemplo, se convirtió en un indicador fundamental del día a día del colombiano. Le tomaron tan sólo seis años al celular volverse popular. En 2013, 24,8% de la población ya declaraba poseer un smartphone. En 2019, ese número dio pasó a ser de un 86,7%. Los smartphones han hecho posible que el consumidor esté siempre conectado, con múltiples servicios y contenidos disponibles en la palma de su mano.

Y no para ahí. La manera como percibimos las marcas también cambió. Al buscar las cinco marcas más valiosas en 2006 y 2019 según Brand Z, estudio de Kantar a nivel global, la diferencia es grande. Antes, las marcas vinculadas a bienes de consumo como China Mobile, GE, Coca-Cola y Marlboro, aparecían en los primeros lugares. Hoy, las marcas más valiosas ofrecen algo que va más allá de un producto: Amazon, Apple, Google y Visa, por ejemplo, son marcas que proporcionan nuevas experiencias de consumo, con gran respaldo tecnológico e innovador.

Un vistazo a la comunicación

Los impactos de esos cambios causaron una verdadera revolución en el comportamiento y en la comunicación entre las personas en los últimos 20 años. Todo pasó a ser más instantáneo y ágil en el intercambio de informaciones. Mientras que en el 2001 apenas 10,7% afirmaba enviar y recibir mensajes instantáneos (usando Skype, Messenger y otros), en 2019 ese porcentaje llegó a 85% y el uso de emails creció de 15% a 62,8%. 

Otro indicador en medios importante de las últimas dos décadas ha sido la explosión del video como formato de contenido. Con la mayor ampliación de recursos, la evolución tecnológica, la propagación de los aparatos celulares y el mayor acceso del colombiano a la conectividad, los consumidores tienen más opciones que nunca cuando de consumir contenidos se trata, en especial en video. 

Mientras que el número de personas que declaró consumir contenidos en línea en ese momento se mantuvo alto y estable entre el año 2000 y el 2019 (de 98% a 97%), los que consumen contenido bajo demanda, incluyendo streaming en vivo, hoy día representa un 35,9% en el país. “Las diferentes plataformas de consumo de video no son excluyentes entre sí. El contenido bajo demanda siempre existió, pero en formatos diferentes. Mientras la expansión de internet y de la conectividad continúa dándose, Colombia es hoy el país que más televisión ve en todo el continente”, explica la experta.
El público pasa a ser el protagonista. Con el surgimiento de los blogs, foros online y redes sociales, el consumidor empezó a compartir su propio material. La producción de contenido en las redes sociales, por ejemplo, aumentó exponencialmente entre 2011 y 2019. Por aquel entonces, 46% de las personas declaraban postear en sus redes sociales, mientras ahora, lo hace un 70%. 

¿Qué viene ahora?

Mediciones más completas e integradas, que abarcan no sólo a toda la sociedad y culturas, sino con una mirada 360° de lo que el consumidor hace cuando está frente a una pantalla hasta sus hábitos cuando está en otras actividades, incluyendo la convergencia entre ambas. Aunque el consumidor empoderado y conectado representa un gran desafío para las marcas, medios y plataformas mediáticas contamos con la data que se requiere para mantenernos relevantes en un mundo que no para ni un segundo en su constante cambio.

“Entender al público, conocer sus hábitos, cómo se comportan, qué les gusta, cómo lo prefieren, en qué creen, es parte esencial para preparar un plan de medios eficaz y contundente. Comprender a la audiencia es el primer paso para optimizar tus inversiones. El TGI es una herramienta poderosa para obtener ese conocimiento, que acompaña la evolución de los colombianos, reflejando los deseos de una población diversa”, afirmó Ibargüen.

Pin It on Pinterest