Limpiemos celulares y portátiles

  • Movilidad

  • Hace 7 meses

  • marzo 18, 2020

  • 3 minutos, 56 segundos de lectura

Convierte a Computerworld Colombia en tu fuente de noticias tecnológicas.

Los smartphones son en la actualidad la extensión de nuestras manos y los tocamos a lo largo de todo el día. Los colombianos lo hacemos unas dos mil veces al día según el Reporte de Consumo Móvil 2019 Deloitte y, según un estudio en otros países realizado por Dscout los usuarios más asiduos llegan a tocarlo hasta 5,427 veces en una sola jornada. 

En un momento como el que estamos pasando con la propagación del COVID-19, donde una de las mayores formas de prevenir, además del distanciamiento social, es el lavado juicioso y constante de manos con agua y jabón, es fundamental también estar limpiando y desinfectando estos dispositivos, sostiene María Isabel Victoria, directora de Ventas para CAT para en la Región Andina.

La realidad es que los celulares almacenan muchas más bacterias de lo que parece a simple vista. De acuerdo con un estudio de la Universidad de Barcelona  las pantallas de los teléfonos móviles pueden contener hasta 600 bacterias, es decir 30 veces más que las que se encuentran habitualmente en una tapa del inodoro. La razón es que rara vez las limpiamos y son constantemente manipulados con las manos sucias.

Sin embargo, nuestras manos no son las únicas que están en contacto con nuestros móviles también la boca cuando enviamos mensajes de voz, los oídos y hasta manos ajenas cuando los prestamos así sea solo para mostrar algo brevemente. 

El Ministerio de Salud de Colombia publicó recientemente el siguiente Tweet “Los teléfonos celulares pueden ser un objeto transmisor del coronavirus, debido a que entran en contacto con las manos, la boca, la nariz, las orejas o la piel de tu cara. Por eso cuando lo uses, lávate las manos y límpialo con frecuencia”. 

Algunas de las recomendaciones que dan los expertos para para asegurar que los dispositivos permanezcan limpios sin irse a dañar son: primero apague el teléfono, quítele el forro protector que tenga, use una toalla húmeda y póngale un poco de jabón, limpie su celular por todos los lados, teniendo mucho cuidado de no humedecer las aberturas, finalmente limpie su dispositivo con un trapo seco de microfibra, y repita el proceso con su forro protector, haga esto con frecuencia.  Es muy importante no ir a dañar el puerto de carga o los altavoces. También se sugiere utilizar finalizar la limpieza con agua destilada y un poquito de alcohol para mayor desinfección. 

Tenga en cuenta que, aunque su celular diga que es resistente al agua muchas veces esa resistencia se pierde con el tiempo. Por eso es mejor que no se arriesgue y lo limpie con la toalla húmeda y no lo acerque directamente al grifo. Sin embargo, algunos celulares todoterreno como los de la marca CAT, se pueden lavar directamente con el grifo abierto y enjabonar o sumergir en un platón, siempre y cuando no estén conectados a fuentes de alimentación externas y los puertos y la puerta de la SIM estén bien cerradas. Esta característica es bastante útil si no se cuenta con el tiempo para el proceso de desarmado y limpieza más delicada.

Así como los celulares, se deben proteger todos los demás dispositivos que utilice. Tenga especial cuidado con el teclado y mouse de su oficina, ya que al permanecer en un lugar abierto expuesto a el contacto con muchas personas puede tener más riesgo. 

En estos momentos cualquier cuidado cuidados que tengamos son muy importantes para nuestra salud y los de los demás. No tomemos a la ligera las recomendaciones de los expertos y seamos inteligentes a la hora de protegernos. 

¿Cómo limpiar el portátil?

Te puede interesar:  Las cuatro paradojas del mundo empresarial

Ante la expansión del virus COVID-19, Acer brinda una serie de consejos para mantener tus equipos limpios y relucientes. 

Un paño seco de microfibra, alcohol isopropílico, aire comprimido e hisopos pueden ser tus instrumentos de trabajo esenciales. 

Antes de limpiar el portátil, debemos lavarnos las manos con agua y jabón. Luego, si deseas usar alcohol en gel… perfecto.

Dedícale el tiempo necesario para limpiar tu equipo y comencemos de adentro para afuera, de lo contrario, al final deberás volver a limpiar la parte externa. 

Hay dos tipos de usuarios, los que cuidan su equipo, lo limpian con regularidad y lo suelen mantener a salvo de los peligros más extremos, y los que tienen mascotas, no suelen limpiarlo y van con su equipo de un lado a otro, sin notar el polvo que se acumula en él. Para todos ellos, aquí unas recomendaciones.

Con la notebook cerrada, pueden comenzar con bombardeos breves de aire comprimido en todas las grietas y hendiduras, incluyendo teclado, ventilación y puertos USB. Luego, es hora de pasar al exterior. Lo recomendable es tener paciencia. La primera regla: nunca pases un producto de limpieza directo sobre el equipo, sino a través de la microfibra. Con el paño de microfibra e hisopos con poco alcohol isopropílico (esta solución se puede conseguir en locales de venta de insumos tecnológicos) podrás recorrer los espacios que hay entre las teclas, las propias teclas y remover toda la suciedad. 

Para la pantalla, reserva un paño seco de microfibra y evita cualquier producto. ¡no se te ocurra usar una toalla o un pañuelo de papel! Presionando suavemente la pantalla, limpia siempre en una dirección. En situaciones más difíciles, como marcas de dedo que no se quitan, entonces apaga la pantalla e inténtalo humedeciendo el paño de microfibra con agua filtrada o destilada. El proceso es sencillo: apaga tu portátil, retíralo de la corriente, toma tu paño humedecido y limpia suavemente la zona afectada de la pantalla.