Las nuevas relaciones entre música y tecnología

  • Movilidad

  • Hace 2 años

  • septiembre 25, 2019

La transformación de la música en la época contemporánea, gracias a su interacción con la tecnología, comienza a partir del siglo XIX, con las primeras grabaciones reproducibles del sonido. A partir de este momento, la relación música-tecnología es tan estrecha que ha transformado no solo las estructuras de creación, producción y consumo musical.

Aunque en las últimas dos décadas, esta relación ha visto considerables cambios, lo que en un principio era un negocio de venta de un producto, se ha transformado en un sistema donde el usuario paga por un acceso mensual a un número prácticamente ilimitado de canciones, por un bajo precio, mientras que el artista recibe unas regalías ínfimas -que están entre los 0,01 hasta los 0,0007 dólares por cada reproducción, generando la búsqueda de nuevos modelos de negocio.

El joven compositor y productor colombiano Nicolás de la Espriella Olaya, quien recientemente obtuvo dos nominaciones a premios Grammy Latino y una nominación a los premios Grammy Americanos, comentó en el marco de lanzamiento del evento Tendencias TIC, de PlayMarketing, cómo hoy en día, la tecnología, facilita y abre puertas en el mundo de la composición y producción musical.

“Una canción pasa por cinco diferentes procesos: composición, producción, mezcla, masterización y distribución. Dentro de estos cinco procesos estamos haciendo uso 100% de la tecnología, que nos permite un producto final que cumpla con los más altos estándares de calidad y, así mismo, desarrolla una nueva estética, y la tecnología se usa desde el desarrollo de nuevos plugins de alta tecnología y definición que nos sirven como herramientas principales para un producto profesional y válido dentro de la industria musical hasta la utilización de instrumentos virtuales, que nos permiten simular de forma casi idéntica los sonidos producidos por instrumentos tradicionales y crear nuevas estructuras sonoras”, comentó de la Espriella.

Respecto a los esquemas actuales de comercialización, el joven productor explica: “La tecnología ha permitido una importante evolución y globalización en la Industria musical, un claro ejemplo de esto son las plataformas digitales de consumo, Spotify, Apple Music, Amazon, Tidal, Youtube, SoundCloud, Deezer, entre otros. Estas plataformas permiten al mundo acceder a artistas, canciones, podcast y videos en cuestión de un segundo. Tanto así que plataformas como Spotify han crecido y evolucionado de forma importante, hasta convertirse, hoy en día, en entidades de desarrollo de nuevos artistas alrededor del mundo”.

“Si bien estamos en un momento donde hay cierta inconformidad por parte de autores en el tema de monetización de la música y las canciones creadas por estos mismos, no podemos negar que el mercado musical se ha convertido en un mercado aún más masivo gracias a la tecnología, el cloud y las diferentes plataformas digitales”, concluye Nicolás de la Espriella.