Larnia, la nube del hogar

  • Movilidad

  • Hace más de 3 años

  • diciembre 21, 2016

  • 4 minutos, 40 segundos de lectura

Larnia se creó para ser el departamento de recursos humanos del hogar facilitando el cumplimiento de la ley y aportando al compromiso social de dignificar el trabajo de los empleados domésticos

Más de ochocientos mil colombianos son empleados domésticos en el país, lo que equivale, por ejemplo, a la población total de Cartagena de Indias. De este grupo de trabajadores hacen parte todos los que se desempeñan en labores del hogar como conductores, jardineros, cuidadores de fincas, niñeras y empleadas del servicio doméstico. Al respecto, diversas organizaciones sindicales afirman que, de esa cifra, el 86% gana menos de un salario mínimo y el 44% no tiene cobertura de seguridad social.

La realidad laboral de este grupo poblacional se ha reflejado en condiciones de contratación con bajos estándares y a partir de lineamientos que generan una clara desventaja frente al resto de trabajadores. Incluso muchos empezaron en estos oficios siendo menores de edad y con bajos niveles de escolaridad.

Por esta razón, durante los últimos años se han gestado, desde el Gobierno y desde la empresa privada, diversas iniciativas que buscan formalizar y dignificar el rol de los empleados domésticos en Colombia.

Ante ello, Larnia se creó para que los empleadores tuvieran a la mano una herramienta que les permitiera administrar las nuevas obligaciones con estos servidores y aportar a la dignificación del trabajo del empleado doméstico.

 

El Ministerio de Trabajo determinó que quienes no paguen la prima a trabajadores domésticos pueden recibir una multa de hasta 100 salarios mínimos legales mensuales vigentes, que equivalen a cerca de 68 millones de pesos.   A pesar de las altas sanciones económicas, aún muchos empleadores colombianos, bien sea por desconocimiento o por falta de conciencia, no reconocen como un derecho constitucional adquirido por todos los empleados, la posibilidad de construir una historia laboral que permita alcanzar una pensión, acceder a los beneficios de las cajas de compensación y tener el aseguramiento del sistema de riesgos laborales, entre otros, sin importar si se trabaja en el servicio doméstico un día o de tiempo completo.

Ante este panorama, la empresa de tecnología Tulpep desarrolla Larnia, el departamento de recursos humanos del hogar que abre más escenarios para la transformación digital impulsada por tecnología Microsoft. Así lo piensa Omar Perdomo, director de Tulpep: “Dos fueron las principales razones por las que decidimos dedicar esfuerzos y recursos a esta idea. En primer lugar, que quienes son empleadores estén cubiertos ante los riesgos que implica llevar de manera inadecuada una relación laboral y hacerlo de una manera muy fácil. Queremos quitarle el dolor de cabeza de estar pensando en hacer cálculos, realizar trámites de afiliaciones, estar al día con los cambios en la ley, pagar la seguridad social y la nómina, entregar las dotaciones de uniformes como la ley exige, hacer exámenes médicos, etc. Y, en segundo lugar, pero con una gran importancia, promover y facilitar el empleo digno a este grupo de trabajadores que históricamente han sido contratados informalmente y descubiertos, en muchos casos, hasta de los mínimos derechos laborales”.

En eso consiste Larnia. Facilitar, a través de un desarrollo tecnológico sencillo para el usuario, la gestión de los procesos de nómina de manera clara, fácil y ajustada a la ley, con el fin de asegurar el cumplimiento de las responsabilidades con los empleados domésticos.

Sus desarrolladores lo han visto como un reto tecnológico porque es una plataforma que ha ido ajustándose permanentemente por la complejidad del tema para lograr compilar todo lo que la ley exige y convertirlo en una herramienta fácil de gestionar por cualquier persona desde su hogar.

 

Como resultado de esa necesidad de formalizar de manera sencilla el pago de prestaciones a los empleados domésticos, actualmente Larnia cuenta con más de 200 personas usando la plataforma en apenas un par de meses de iniciar sus operaciones y sin hacer mayor promoción de la plataforma en el mercado colombiano. Se espera que, para final de 2016, sean más de 1.000 los hogares que se encuentren usando la plataforma.

 

Larnia está en la Nube. Ha sido desarrollada bajo tecnología Azure de Microsoft, para apoyar a los empleadores en el cubrimiento de la carga prestacional y generar nuevos procesos de retención del empleado en los hogares al plantear opciones adicionales que permitan su motivación, crecimiento y capacitación.

Por ejemplo, a través de la plataforma se desarrollan aspectos de ley como la entrega de las tres dotaciones por año, los exámenes de ingreso y salida e incluso estudios de seguridad para generar tranquilidad con respecto a la persona que llega al hogar. Del mismo modo, y como parte del servicio integral que presta Tulpep, Larnia desarrolla entrenamientos para las empleadas domésticas a través de espacios presenciales o virtuales en temas como comida saludable, etiqueta de mesa, planchado y lavado profesional, seguridad infantil y primeros auxilios, entre otros temas, que permiten a los empleados domésticos contar con las competencias necesarias para desempeñar su labor.

 

Lucero Sánchez, empleada doméstica desde hace 8 meses de un hogar, hizo parte del primer entrenamiento de cocina saludable. “Aprende uno muchas cosas: cuánto tiempo puedo dejar un pollo descongelado, cómo preparar y consumir alimentos. Es una oportunidad para aprender de cosas que uno no sabe. Me gustaría aprender, además, de postres y opciones para decorar platos”.

Para Laura Pulverail, abogada de 32 años y empleadora de una trabajadora doméstica, “es difícil estar encima de todo, pero Larnia es una gran ayuda porque aparte de la plataforma está el chat donde a los 30 segundos responden las inquietudes. Quita un tiempo grueso de encima y genera la tranquilidad de que todo se está haciendo bien”.

Al final Larnia, nombre que proviene de los lares – dioses del hogar de la mitología romana- ha creado un universo de servicios alrededor de la necesidad de cumplir la ley y dignificar el trabajo doméstico. “Larnia es un servicio para gestionar, de principio a fin, todo lo relacionado con el empleo doméstico: cuentas de nómina y seguridad social, liquidaciones de contrato, pagos de PILA, entrega de dotaciones, exámenes médicos, estudios de seguridad y hasta cursos para mejorar las habilidades y conocimientos de las personas que nos ayudan en el hogar”, describe Omar Perdomo con respecto al servicio que prestan y que esperan muy pronto poder extender a otros países de la región e incluso aportar con esta herramientas a las mipymes colombianas.

 

Se trata, entonces, de la oportunidad de generar un importante impacto social, comprometido con formalizar este tipo de empleo como parte del cambio y la revolución social que se requieren para aportar a las nuevas dinámicas de país.

Pin It on Pinterest