Inversión de US$5.1 millones para promover IoT industrial

  • Infraestructura

  • Hace más de 3 meses

  • julio 5, 2019

  • 1 minuto, 54 segundos de lectura

Claro Colombia presentó soluciones basadas en su red NB-IoT (Narrow Band Internet of Things), enfocada para las soluciones de iluminación inteligente, acueductos, ciudades inteligentes y agricultura conectada, entre otros. 

Esta tecnología permite, a dispositivos homologados, conectarse a Internet y ser monitoreados y controlados desde cualquier lugar y hora. La característica principal de NB-IoT es su conectividad, con dispositivos bastante simples, muy bajo consumo en uso de datos y altísima autonomía energética, lo que los hace ideales para soluciones aplicadas en un contador de luz o de agua.

En el caso del proceso de la toma de la medida del consumo de agua o energía de un hogar por parte de una empresa de servicios públicos, uno de los retos es tener una unidad que funcione con batería y que tenga la capacidad de transmitir cada cierto tiempo, en un caso como estos, la batería del dispositivo debe durar mínimo siete años, de no ser así, el cambio constante de baterías haría el modelo inviable. En la agricultura, por ejemplo, el sistema permite monitorear grandes extensiones de tierra por medio de sensores con la capacidad de transmitir variables relevantes como temperatura, precipitación y presión atmosférica, entre otras.

“NB-IoT es una evolución de las redes móviles existentes, que abre todo un mundo de oportunidades para las empresas en Colombia que quieren o están implementando soluciones basadas en IoT a sus procesos, por ejemplo, la mejora en el consumo de energía en sensores y actuadores que les permite tener mayores eficiencias y optimizaciones, sin invertir en despliegues de redes de baja potencia. Usar una red estándar a nivel mundial y que trabaje en Colombia sobre espectro licenciado les va a permitir crear un ecosistema robusto, seguro y escalable debido a que no coexiste con otras señales y tecnologías”, explicó José Luis Gómez, director de innovación de Claro.

Según el Ericsson Mobility Report de 2016, de los 28.000 millones de dispositivos que se conectarán en 2021, casi 16.000 millones van a ser dispositivos del IoT. Todas estas conexiones han puesto un reto bastante grande a la industria de las telecomunicaciones, razón por la cual se han optimizando las redes móviles comerciales a tal punto de desarrollar una red NB-IoT, que cumple con todas las exigencias del mercado en términos de seguridad, capilaridad, crecimiento y fiabilidad sin descuidar su cobertura.

Esta tecnología es de largo alcance y cobertura, tanto en entornos abiertos como urbanos, brindado la posibilidad de conectar una gran cantidad de dispositivos que transmiten poca cantidad de datos. Todos estos datos que son transmitidos son analizados y procesados por herramientas de Big Data y Machine Learning, que le permiten a las empresas tomar decisiones en tiempo real de una manera más eficiente.

Pin It on Pinterest