Inteligencia Artificial y analítica para prevenir fraudes

  • Seguridad

  • Hace 2 semanas

  • noviembre 20, 2020

  • 3 minutos, 42 segundos de lectura

Convierte a Computerworld Colombia en tu fuente de noticias tecnológicas.

El aumento de fraudes, así como de otros delitos informáticos, se pueden prevenir con el uso de tecnología como la analítica y la inteligencia artificial, aplicando “modelos supervisados”. Si bien cada vez los ataques son más sofisticados, también los nuevos desarrollos que ayudan a la gestión de riesgos y la prevención.    

“La prevención del fraude es difícil porque los estafadores cambian y se adaptan continuamente. En el momento en que se descubre cómo reconocer y prevenir una estafa, emerge una nueva, para tomar su lugar. Lo que se ha comprobado este año es que la mejor tecnología para combatir el fraude es aquella que puede cambiar y adaptarse tan rápido como las tácticas del estafador”, dijo Javier Rengifo, Sénior manager de Customer Advisory para SAS Colombia y Ecuador.

“Poder analizar los millones de datos que se generan, correlacionar variables de comportamiento de los usuarios, generar sistemas de alertas automáticas en caso de que se presente cualquier anormalidad, poder anticiparse o reaccionar en tiempo real si es el caso son capacidades que los bancos hoy tienen gracias a soluciones como las de la analítica avanzada y a las capacidades de Inteligencia Artificial que habilitan”, complementó el experto. 

Agregó que este año más organizaciones financieras y de otros sectores se han dado cuenta de lo importante que es recurrir a soluciones de inteligencia analítica y a la automatización de procesos para detectar el fraude. Sistemas de Aprendizaje Automático (Machine Learning-ML), una de las modalidades de Inteligencia Artificial más usadas en la actualidad, se han convertido en una herramienta eficaz porque aprende, se adapta y descubre patrones que ayudan a identificar situaciones atípicas sin generar “falsos positivos” o falsas alarmas en las organizaciones.

Y es que según Asobancaria, en tiempos de pandemia, los colombianos han aumentado 47% el uso de los canales digitales y reducido el de las oficinas un 28%. La digitalización acelerada de los servicios financieros en Colombia ha traído beneficios para los usuarios, pero también riesgos.

Business, Technology, Internet and network concept. Young businessman working on a virtual screen of the future and sees the inscription: Business transformation

De acuerdo con la Policía Nacional de Colombia, los delitos informáticos en el país crecieron 59% en el primer semestre de este año y la transferencia no consentida de dinero un 73%. El aumento está relacionado con la digitalización de las operaciones. De acuerdo con las autoridades, 8 de cada 10 fraudes financieros en territorio colombiano se concentran en tarjetas de crédito y canales digitales.

Estas cifras fueron compartidas durante el “SAS Fraud Week Latam 2020”, evento virtual que reunió a expertos en torno a cómo tecnologías como la analítica avanzada y la Inteligencia Artificial están ayudando a prevenir los fraudes, abusos e irregularidades en diferentes industrias, siendo el sector financiero uno de los que más impactan a los usuarios finales.

Alejandro Vera, vicepresidente Técnico de Asobancaria, dijo en el evento que “el sector financiero es precisamente uno de los que más se han transformado y digitalizado este año”.

Debido a la cuarentena y a las otras circunstancias que han tenido que afrontar los usuarios, de 100 operaciones que los colombianos hacen en el sistema financiero, solo 10 son realizadas en las oficinas. Los canales preferidos por los usuarios para las operaciones financieras son los teléfonos móviles e Internet (con 20 y 19 de cada 100 operaciones, respectivamente).

“A pesar de que cada vez se hacen más transacciones digitales y que los delitos informáticos y modalidades de fraude digital están en aumento, el sistema financiero ha logrado que el indicador de fraude total de la industria no se haya disparado: de 0,42 por cada $10.000 en 2019 aumentó a 0,48 este año. Mientras que el indicador de fraude de los canales digitales, que pasó del 0,26 al 0,31 por cada $10.000 entre un año y otro”, explicó Vera

Para prevenir fraudes y otros delitos, Rengifo recomienda incrementar las capas de seguridad, así como:

  1. Generar consciencia entre los usuarios y definir políticas de seguridad que se vayan revisando y adaptando a las nuevas tecnologías, circunstancias y en cumplimiento de las regulaciones.
  2. Proteger los datos, dispositivos, equipos y aplicaciones. 
  3. Tener controles de monitoreo en las transacciones y hacer correlación de las acciones para identificar fenómenos atípicos, autenticación y verificar los eventos. 
  4. Usar analítica que facilita diseñar modelos más robustos de IA y analítica avanzada y a partir de la data establecer modelos que permiten relaciones, ver patrones e históricos y generar alarmas y bloqueos y así prevenir. En este sentido, es clave usar modelos supervisados que permiten mezclar controles en las diferentes fases de procesos de la entidad. 
  5. Entender el concepto de “gravedad de los datos”. “Los datos tienen gravedad, si ellos están en la nube, la analítica va a migrar a la nube, pero si están on promise, la analítica estará en el interior, pero sentimos que el camino en las aplicaciones core de negocio definitivamente será la nube”, explicó Rengifo. 

Para concluir, el ejecutivo resaltó que “SAS es agnóstico a todas las bases de datos; trabajamos con APIs, con cualquier conectividad de middleware, y la analítica y modelos son el resultado de experiencia y conocimiento acumulado en 40 años, con metodologías ágiles y una arquitectura robusta de BI, analítica y predictiva”.