Hiperconvergencia de sistemas para la transformación inteligente

  • Opinión

  • Hace más de 4 meses

  • junio 10, 2019

  • 2 minutos, 57 segundos de lectura

La administración y el mantenimiento de los sistemas se han convertido en una tarea compleja, poco funcional y costosa, pues cerca del 80% del presupuesto de tecnología que manejan las organizacionese se gasta en el mantenimiento y la operación de los equipos existentes, y tan solo un 20% es destinado a invertir en nuevas tecnologías.

Por: Jonathan Castro Baquero, gerente de producto Data Center Group, Lenovo Colombia

En el caso de los Data Center, construir un centro de datos era lo común, inicialmente basados en servidores, sistemas de almacenamiento, respaldo y redes. Posteriormente, llegó la virtualización y luego la integración de todos estos sistemas. El futuro de los centros de datos está en la hiperconvergencia, una fórmula que permitirá invertir esa relación de gasto del presupuesto de las áreas de TI.

Lo que se busca es lograr la mayor capacidad de cómputo en el menor espacio y con el menor gasto de energía posible, simplificando la infraestructura. Gracias a un diseño estandarizado se hará más sencilla la tarea de expandir su capacidad cuando sea necesario, reduciendo a su vez los tiempos de implementación, pasando de meses a semanas, días o incluso horas.

La hiperconvergencia unifica el hardware empleado para el procesamiento, almacenamiento y las redes de la empresa, para que las tareas se ejecuten en la misma plataforma del servidor, todo en un servidor tipo rack de arquitectura flexible e integrada, haciendo que las funciones de cada una de estas partes del sistema sean comandadas por un solo “cerebro” capaz de interpretar todos y cada uno de los lenguajes y armonizarlos en un centro de administración. Es lo que se llama “Infraestructura definida por software”.

IT Reseller informó que Gartner proyectó para 2019 “ingresos globales del mercado de sistemas integrados por 12.300 millones de dólares, lo que representa un aumento anual del 18,4%. El segmento de sistemas integrados hiperconvergentes experimentará el crecimiento más fuerte, cifrado en un 55%”. Por su parte, Lenovo estima que para el año 2020 el mercado mundial de los sistemas hiperconvergentes, hiperescalables y convergentes, podría llegar a $45 billones, lo que representará un 37% del total del negocio, cuando en 2014 era de apenas $17 billones, un 20% del mercado total.

Además de la tendencia económica proyectada, estas son algunas razones que las compañías deberían tener encuenta para seguir optando por la integración hiperconvergente de sus sistemas para avanzar en su transformación digital.

1.Simple de administrar: hace que la infraestructura de TI sea tan simple como los servicios de nube pública, eliminando la necesidad de almacenamiento especializado y habilidades de virtualización.

2.Corre todas las aplicaciones: un solo sistema potencia casi cualquier negocio, aplicación o servicio, utilizando la misma tecnología de hiperconvergencia que cientos de empresas del ranking Global 2000.

3.Reduce los costos: la infraestructura hiperconvergente combina costo cero de virtualización con administración intuitiva fácil de manejar, reduciendo el costo total de propiedad de la infraestructura de TI hasta en un 60%.

4.Elimina los riesgos: es una solución “llave en mano” totalmente integrada que elimina las complicaciones de integración y configuración de TI y la necesidad de tener sistemas de almacenamiento separados y la complejidad de administrar distintos tipos de discos.

5.Fácilmente escalable: Se pueden instalar dispositivos de diferentes tamaños, optimizando el gasto de energía, empleando un solo sistema de alimentación y refrigeramiento.

6.Resiliencia nativa: Garantiza que las aplicaciones siempre puedan acceder a los datos sin falla, haciendo que estén disponibles virtualmente y realizando comprobaciones de su integridad.

7.Evita pérdidas y acelera la recuperación: simplifica la realización de copias de seguridad y restauración.

8.Soporte en una sola llamada para toda la pila de infraestructura: servidores, almacenamiento, virtualización y más, lo que elimina el señalamiento al proveedor, enfrentamientos y dolores de cabeza.

Aplicar este concepto será especialmente útil para las empresas que necesitan hacer una transformación inteligente al implementar las tecnologías emergentes basándose en nube, tales como: machine learning, inteligencia artificial, Internet de las cosas, big data, analítica, blockchain (cadena de bloques) y la conectividad 5G.

Adicionalmente, implementar estas soluciones puede ayudar a empresas en crecimiento o con recursos limitados, a manejar proyectos en los que deban responder rápidamente a los cambios y demandas del mercado, y a las que se mudan por primera vez a un entorno virtualizado.

Pin It on Pinterest