Guía de blockchain para la innovación pública

  • Infraestructura

  • Hace 3 días

  • febrero 22, 2021

  • 2 minutos, 58 segundos de lectura

Convierte a Computerworld Colombia en tu fuente de noticias tecnológicas.

Con el propósito de entregar insumos y herramientas para que las entidades públicas entiendan qué es, para qué sirve y cómo se puede implementar el blockchain en la transformación digital del Estado, el Ministerio TIC publicó la Guía de Referencia para la adopción e implementación de proyectos con esta tecnología.

La Guía tiene los lineamientos que deberán tener en cuenta las entidades públicas para el desarrollo de proyectos de blockchain, diseñarlos y operarlos de forma organizada, escalonada y estructurada a partir de recomendaciones técnicas y del examen de buenas prácticas.

“En una clara apuesta por la innovación, el Ministerio TIC promueve la adopción de la tecnología blockchain en busca de mejorar la efectividad de la gestión pública, y hacer más transparentes y confiables los servicios que reciben los ciudadanos”, resaltó la ministra Karen Abudinen.

Esta tecnología puede ser usada en sectores en donde la ciudadanía debe guardar registros de información, o los sistemas deben validar información en tiempo real, también en certificación digital, o en contratos inteligentes para la asignación de subsidios y transferencias de recursos públicos, entre otros procesos.

En virtud de que la cadena de bloques permite registrar y publicar datos sin necesidad de intermediarios que centralicen la información, la ciudadanía siente confianza en la transparencia de dichos procesos.

Las transacciones que se realizan en un sistema basado en blockchain origina un historial transparente, a la vista de todos los actores de la cadena, el cual garantiza trazabilidad y ofrece la certeza de que la información no ha sido alterada.

Puede utilizarse blockchain para certificar los procesos de compras públicas y mantener visible la trazabilidad desde la licitación hasta la compra final. En Colombia ya se han hecho varios pilotos para desarrollar esta tecnología. En 2018, la Agencia Nacional de Tierras, en conjunto con la Universidad Nacional de Colombia, a través de ViveLab Bogotá y con el apoyo de Colciencias y el Ministerio TIC, desarrolló un prototipo para ayudar al proceso de adjudicación de tierras, en cumplimiento de sentencias de restitución.

Asimismo, el año pasado la Procuraduría General de la Nación incorporó la tecnología blockchain en la vigilancia preventiva a la contratación pública. Se creó una plataforma piloto para fiscalizar el Programa de Alimentación Escolar, permitiendo al ente de vigilancia identificar algún tipo de manipulación de los procesos y frenar la corrupción en los contratos del PAE.

La tecnología de cadena de bloques (blockchain) nació como base de las criptomonedas, inspirada en las ideas de descentralización y transparencia. Opera como una especie de libro contable que está a la vista de todos y que no está alojado en un servidor central sino distribuido en todos los nodos de una red. Cualquier anotación en una hoja de dicho libro será notificada a todos los participantes del proceso. Un poderoso algoritmo genera bloques de información encadenados cada uno al anterior, y una copia de la cadena completa se almacena en los terminales de cuantos participan en el proceso.

A diferencia de los procesos convencionales, en donde la información de los ciudadanos está depositada en manos de un operador tecnológico, los datos en blockchain están distribuidos en la red.

El alto nivel de seguridad de un proceso basado en blockchain se deriva del hecho de que nadie puede alterar la información sin que todos se enteren, razón por la cual el sector financiero examina sus posibilidades de uso en transacciones bancarias.

“Nuestro propósito es lograr que las entidades públicas generen capacidades internas para impulsar esta tecnología, entregándoles con esta Guía insumos y herramientas que les permitan entender para qué sirve y cómo se puede implementar en la transformación digital del Estado”, explicó Abudinen.

El Ministerio TIC continuará impulsando el uso de tecnologías emergentes en el Estado, así mismo, el reto es que las entidades promuevan el blockchain para generar mejores procesos, de forma que se facilite la interacción con el ciudadano y los diferentes usuarios. 

Para esta guía, la cartera TIC contó con el apoyo de la Consejería Presidencial para Asuntos Económicos y la Transformación Digital y al CAF (Banco de Desarrollo de América Latina).