Extreme comprará el negocio de redes de Avaya

  • Negocios

  • Hace más de 3 años

  • marzo 9, 2017

  • 1 minuto, 44 segundos de lectura

Avaya ha encontrado un comprador para su negocio de redes: Extreme Networks, que adquirirá la división por cerca de 100 millones, como parte del proceso de quiebra al que se acogió Avaya y mediante el cual, está vendiendo varias de sus soluciones.

La empresa de voz, colaboración y creación de redes se declaró en bancarrota en enero y aseguró que cambiaría su enfoque de hardware a software y servicios.

Extreme, con sede en San José, California, fabrica productos de red empresarial cableada e inalámbrica, incluyendo un controlador SDN (software definido en red) basado en la plataforma OpenDaylight. En septiembre pasado, adquirió el negocio de LAN inalámbrica de Zebra Technologies por 55 millones de dólares para desarrollar su propia división Wi-Fi.

Avaya se creó en el año 2000, cuando se separó de Lucent Technologies como proveedor de equipos de telefonía empresarial, sistemas de centralitas y equipos de red. El auge de los smartphones y la nube ha perjudicado el negocio de la colaboración y las redes empresariales. Cuando se declaró en quiebra el mes pasado, Avaya aseguró que mantendría su negocio de centrales pero vendería otros activos.

El acuerdo con Extreme tiene que ser aprobado por el tribunal que supervisa la quiebra de Avaya y pasar por otras revisiones. Se espera que cierre en tres a cuatro meses.

Según analistas, Silver Lake Partners y TPG Capital, los actuales propietarios desde hace casi diez años de la compañía, podrían haber decidido su venta. La operación estaría valorada entre los 6.000 y los 10.000 millones de dólares.

Los últimos resultados de Avaya también podrían haber sido el detonante, toda vez que ha logrado en el primer trimestre 54 millones de dólares menos, que serían 91 millones menos en relación con el mismo periodo del ejercicio previo. El motivo, según se desprende de la organización, sería por “la contracción del mercado y la caída de los productos de comunicaciones unificadas”.

De acuerdo a los analistas, Avaya quiso reaccionar a la evolución del mercado y conjugar su negocio de hardware con el de software y servicios, lo que no le ha dado los resultados esperados.

Ante este panorama, la firma plantea reducir su deuda de 6.000 millones de dólares en junio de este año, para lo cual plantearía la venta de su negocio de software de contact center, el de Wireless LAN y Switch Fabric; sería, en cualquier caso, un paso previo a la venta total o cierre de la compañía.

Pin It on Pinterest