Éxito en Foro de Innovación: “Li-Fi: la comunicación a la velocidad de la luz”

  • Negocios

  • Hace más de 1 mes

  • julio 19, 2019

  • 4 minutos de lectura

“Debemos pensar en el Internet 3D y todas las aplicaciones posibles, pero para ello, necesitamos más velocidad en transmisión”. Así lo comentó Gunter Pauli, emprendedor belga, en el Foro de Innovación de Computerworld Colombia, “Li-Fi: la comunicación a la velocidad de la luz”, realizado en las instalaciones del grupo Amarey, en Bogotá. 

En este escenario se habló del internet basado en la luz (redes de fibra óptica combinadas con LiFi), tecnología que abrirá las puertas a una nueva dimensión de oportunidades de contenido e innovación, para salud, comercio, ciudades inteligentes, entre otras.

La tecnología LiFi​ (Light Fidelity) es un tipo de conexión que se caracteriza por transmitir información a través de la luz Led, que ha avanzado en desarrollos y aplicaciones, y ya está siendo usada en Francia, Bélgica y China. 

Gunter Pauli, autor del concepto “La Economía Azul”, ecologista y destacado líder en sostenibilidad, presentó las “Estrategias de generación de oportunidades a partir de las fortalezas de la región y conceptos principales LiFi”. “Colombia puede innovar y existe un ecosistema de emprendedores que pueden desarrollar esta tecnología y competir globalmente”, anotó. 

“Se estima que en 2025 una persona en el mundo industrializado estará conectada, por lo menos, a siete dispositivos al tiempo. Ante  ello, se necesita una banda ancha tan potente como para satisfacer esos requerimientos, y el sistema de radio no lo va a ser. WiFi tiene límites en velocidad y ancho de banda. LiFi se complementaría con fibra óptica, 5G y las nuevas tecnologías”. 

“Si bien es un hecho que el 50% del mundo no tiene una infraestructura de internet, el 90% del mundo tiene una infraestructura de luz pública. E incluso donde todavía no hay luz pública, está en los puntos principales de las agendas de los bancos de desarrollo y los gobiernos para proporcionar luz a locales, escuelas,

centros de salud y tiendas. A través de LiFi podemos rápidamente traer otro 40% de la humanidad en línea utilizando las existentes redes de luz pública. Y si solo toma una bombilla de luz empotrada con LiFi y un panel solar para traer al resto del mundo en línea, el restante 10 % no necesita permanecer atrás por mucho tiempo… La belleza de LiFi es que podemos traer conectividad donde quiera

que haya luz y hacer más democrático el acceso a la información”, describe Gunter Pauli en su libro “Li-Fi: la comunicación a la velocidad de la luz”, editado por la Universidad Industrial de Santander.

Por su parte, Suat Topsu, científico, profesor e investigador en física e ingeniería cuántica, hizo primero un panorama de la evolución de Internet, que en su primera etapa tejió la web, se masificó con el uso del email y se llevó a los smartphone para garantizar la comunicación entre humanos. “Cada día producimos más datos,  pero solo usamos 1 %” y afirmó que la próxima internet será entre los objetos (IoT)”, pero debemos saber qué tipo de datos serán útiles y cómo la analítica producirá nueva información.

“Necesitamos tecnologías que no usen radiofrecuencias y la luz está presente en varios lugares y la podemos usar para conectarnos a Internet sin radiofrecuencias. Los beneficios son: transmite a 200 veces más velocidad que el WiFi, es decir, podríamos descargar 22 películas en un segundo, con una sola lámpara; presenta un ahorro de energía en 80% y se puede apagar y encender la luz para enviar datos (fotos y videos son en realidad 1-0-1-0, o sea binarios)”.  

Recordó que en 1880 se usó la luz para enviar un mensaje con el Photophone, pero con la radiofrecuencia, se dejó de experimentar y solo en 2005 se retomó el tema y en 2011 la IEEE emitió un estándar industrial.

El ejecutivo, quien ha liderado proyectos de investigación sobre la nueva generación de relojes atómicos, la nanotecnología para la terapia del cáncer y las comunicaciones inalámbricas ópticas – LiFi, compartió algunos casos de uso de LiFi en las áreas médicas, para tener la información de un paciente y la trazabilidad de medicamentos, exámenes y toda la data para así poder tomar decisiones basadas en analítica y en tiempo real.  También mostró el uso de LiFi en un museo en Bégica para enviar la información de las obras, cuando los visitantes ingresen, y finalizó exponiendo el caso de un supermercado que hace geolocalización de productos para facilitar que los clientes puedan compran lo que necesiten. 

Jorge Reynols Pombo, científico colombiano, director del Departamento de Electrónica y Nanotecnología  de la Clínica Shaio, destacó los beneficios que tendría esta tecnología en las aplicaciones en salud y el potencial que supone la posibilidad de usar LiFi en la transmisión de datos. 

Para complementar, Frans A. Otten, empresario e inversionista de los países bajos, descendiente de la familia Philips, y hoy accionista de Ellipz Lighting, que posee patentes de tecnología de iluminación, disertó sobre la manera de mejorar la política de iluminación en todo el mundo y específicamente las estrategias de industrialización de LiFi.  “Donde haya red eléctrica podrá haber Internet. Se busca democratizar el acceso. Aquí no se trata de asignación del espectro radioeléctrico sino de aprovechar el potencial de la luz para conectar a la comunidad”.

Invitó a la audiencia a atreverse a diseñar proyectos. “Emprendedores deben pensar en las posibilidades de nuevas tecnologías para el bien del ser humano” y enfatizó: “Cada empresario, cuando empieza, primero piensa en un sueño y no en el negocio”.  

Según Otten, “El LiFi de hoy va a ser influenciado por los jóvenes, quienes deben diseñar proyectos que seguramente serán realidad en unos diez años. La limitación es la imaginación; no piensen solo en lo inmediato, sino en las posibilidades a largo plazo. Hay que darle a la gente la luz para que ellas vean el conocimiento y el bienestar”, concluyó.

Pin It on Pinterest