Ethernet espera seguir siendo la respuesta

  • Infraestructura

  • Hace 2 semanas

  • octubre 16, 2020

  • 3 minutos de lectura

Convierte a Computerworld Colombia en tu fuente de noticias tecnológicas.

Bajo el auspicio de Netevents, Jensen Huang, presidente de NVIDIA, entrevistó a Bob Metcalfe, con motivo de los 40 años del primer estándar de Ethernet.

Hace siete años, tuvo lugar la celebración de los cuarenta años de Ethernet, el protocolo de comunicación más utilizado en el mundo. El Museo de la Historia de la Computación, en Mountain View, California, sirvió de marco ideal para el evento, que contó con la presencia especial de Robert Metcalfe,  creador de la idea y de Dave Bogs, otro de los miembros del equipo inicial que, en 1973, dieron origen a esta tecnología, en las instalaciones de Parc, una subsidiaria de Xerox, en los orígenes de lo que hoy es llamado Silicon Valley.

Hoy, celebramos los 40 años de la aparición del libro azul IEEE802, la norma que fijó los estándares que han permitido el desarrollo de Ethernet como uno de los protocolos más usados para la conformación de redes, uno de los “logros más importantes de mi carrera”, de acuerdo con Bob Metcalfe. 

Metcalfe inició su camino hacia la red cuando, recién graduado, trabajaba en el MIT. “Allí me enteré de que el Departamento de Defensa, a  través de ARPANET (Advanced Research Projects Agency of the Department of Defense), ofrecía algunos fondos, así que me postulé y, luego, como empleado del MIT lo conecté a esta red, precursora del Internet. Luego me fui para Xerox Parc, en Palo Alto, y allí hice lo mismo, conecté Parc a ARPANET”, recuerda Metcalfe.

Xerox era en aquella época una de las compañías más avanzadas en tecnología, y de sus laboratorios salieron muchas de las ideas de Steve Jobs y otros creadores, no solo para el campo de impresión, que se convirtió en el negocio central de la compañía, sino desarrollos como las primeras tabletas, los discos duros, scanners, el PC y muchas otras que hoy son historia.

La idea de Ethernet nació de la necesidad de conectar los diferentes aparatos existentes en ese entonces, como terminales, computadores de escritorio e impresoras, a una red administrada por un computador  central. 

En 1973 se hizo la primera conexión con este protocolo. Entonces, Ethernet entró a competir con Arcnet y, luego,  con Token Ring de IBM, las cuales tuvieron su momento a finales del siglo pasado; hoy, definitivamente, Ethernet tiene la mayor tajada del mercado. Uno de los factores que incluinó la balanza  fue la estandarización del protocolo, la cual quedó consignada en el libro azul en 1980.

Entrevista completa con Bob Metcalfe y Jensen Huang que revela que el viaje de Ethernet aún tiene un largo camino por recorrer.

  • Jensen Huang estaba realmente entusiasmado con los desarrollos
  • Bob dijo que, “De una manera extraña, el coronavirus ha puesto mucha más presión y mucha más atención a Internet y las redes”
Te puede interesar:  Predator Thronos a la conquista de los jugadores

“Estaba trabajando con Xerox, y DEC me solicitó algo parecido. Para evitar conflictos, los convencí de trabajar juntos y, posteriormente, incluimos a Intel. Ante la posibilidad de caer en un monopolio decidimos trabajar para convertirlo en un estandar, con el apoyo del IEEE; el libro azul de la IEEE802. IBM, acostumbrado a fijar estándares de facto, fue superado con esta estrategia y, definitivamente,  perdió la carrera en este campo”. 

De acuerdo con Bob Metcalfe, seguirá siendo la respuesta más eficiente en la comunicación de centros de cómputo.  La estandarización permite que muchas personas accedan a esta tecnología y desarrollen productos compatibles; así, se forma un mercado abierto y variado.

Ethernet ha sido la fuerza dominante en la conectividad de PC durante estos años. En la forma de Carrier Ethernet, se convierte en la espina dorsal  para los proveedores de servicios de Internet, así como para el comercio electrónico. Es la estructura que mueve contenidos alrededor del mundo, la que permitirá la integración de 5G y del IoT.

“Leí recientemente que hay 7.7 mil millones de personas conectados a la red. Si añadimos ocho mil millones de “cosas” conectadas, el reto se vuelve enorme”, comentó Metcalfe. “Absolutamente”, enfatizó Jensen Huang; “El IoT ha estado flotando sobre la tecnología por los últimos diez años, pero aún no hemos sido capaces de activar porque no se trata de activarlo per se; la razón es que las cosas necesitan software, e incluso, algunas que no pueden conectarse a la nube.”

Con exigencias de ancho de banda cada vez mayores para poder soportar el creciente tráfico, la industria tiene que apoyarse en estándares simples, que permitan el diseño, desarrollo y adopción de dispositivos de manera continua, en forma compatible y confiable. Ethernet aspira a continuar siendo la respuesta.