ETEK se siente seguro

2 minutos de lectura

Con 35 años de vida, la empresa mantiene un crecimiento estable, año tras año.

La especialización ofrece una buena respuesta en el mercado de tecnología; al menos, en el caso de ETEK parece ser así. De acuerdo con Andrés Ferrer, presidente de ETEK Internacional, la firma mantiene un crecimiento promedio del 10% año tras año, lo que le otorga una gran solidez; sus 170 empleados, la mayoría de ellos ingenieros, soportan las soluciones de diversos fabricantes como Checkpoint, McAfee, Fortinet, IBM, por citar algunos, y colocan a ETEK como una gran opción entre los proveedores de seguridad. 50 de ellos trabajan en locaciones del usuario.

“Hoy, tenemos una mejor distribución del portafolio, ya que aproximadamente el 40% de los ingresos son por servicios y el 60% por producto”, comentó Ferrer. Este comprende: monitoreo y correlación de eventos; administración y operación remota; gestión de vulnerabilidades; ethical hacking; gestión de incidentes e investigación de tipo forense, además de la protección de acceso y de la infraestructura, las bases de datos y todo el sistema, del puesto de trabajo al servidor central.

“La regulación y las exigencias normativas son un empuje a la seguridad, lo mismo que la nube. No podemos concebir los sistemas ultra comunicados de hoy, sin pensar en la seguridad. El mundo está invirtiendo fuertes sumas en la nube y en sectores como la banca y la salud. Sin embargo, Colombia tiene un bajo nivel de inversión, frente a otros países del mundo y de la región”, afirmó.

Efectivamente, la nube se ha convertido en la tendencia de hoy, con un enorme crecimiento y una gran exigencia en seguridad. Hay que pensar en la sostenibilidad del negocio. Hoy, tenemos una gran participación del la Inteligencia artificial y el aprendizaje de máquina en los procesos de seguridad, sin embargo, de acuerdo con Ferrer, el gobierno debería tomar una posición más enérgica en cuanto a las normativas y requerimientos de los sistemas en esta materia.

Para Ferrer,  tres puntos definen la bondad de un sistema: la confiabilidad, la disponibilidad y la cercanía al corazón del negocio. Si logramos satisfacer estas tres demandas, las probabilidades de éxito son enormes.

“Partimos del entendimiento del negocio de nuestros clientes. En la medida en que conocemos sus procesos, objetivos y necesidades somos capaces de identificar los riesgos que enfrentan para contribuir a que cumplan regulaciones y facilitar la adopción de nuevas tecnologías. Todo esto, en función de que la Seguridad de la información sea un habilitador de su negocio”, añadió Ferrer.

La empresa también tiene presencia en Perú, Ecuador y Brasil. Cerró 2017 con ventas en Colombia y Perú por US$18´667.000, cifra que representa un incremento del 15% con respecto al año anterior.

“Este sobresaliente desempeño no solo nos ubica en la primera posición del mercado nacional de seguridad de la información, sino que genera las bases para proponer este año un crecimiento del 25% en Colombia y del 20% en Perú”, concluyó el directivo.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This