En los últimos años, Innpulsa ha apoyado a más de 2.300 empresas, de las cuales el 50% corresponden a emprendimientos digitales.

Se estima que entre 2010 y 2015 la industria de capital de riesgo en América Latina presentó índices de expansión, al doblar el tamaño de inversiones. Colombia no ha sido ajena a esa dinámica. De hecho, en los últimos años, los esfuerzos para dinamizar la economía han sido de manera transversal en todo el mundo; desde la perspectiva del gobierno se ha avanzado de manera importante en las alianzas público-privadas, y se considera, entre las acciones que podrían apalancar la expansión de los ecosistemas de emprendimiento en el país, estimular un tema cultural de confianza, estimular a los inversionistas, articularse de manera más efectiva mejor entre todos los actores y apostarle a la educación en materia de emprendimiento.

Casos como el de Rappi, Mercadoni y Platzi, son algunas de las experiencias exitosas que destacó Juan Carlos Garavito, gerente de Innpulsa quien expuso “A pesar de la creatividad de los colombianos aún se evidencia una aversión al riesgo y la invitación es a considerar el valor dinamizador del emprendimiento que en los últimos años en Colombia a través de Innpulsa ha apoyado a más de 2.300 empresas de las cuales el 50% corresponden a emprendimientos digitales”

Charlie O’Donell, fundador de la firma de inversión Brooklyn Bridge Ventures, con sede en NY y quien ha trabajado para dos de los fondos de Capital de riesgo más importantes de Estados Unidos – Union Square Ventures and First Round Capital-, destacó el papel del emprendedor, de los gobiernos y de la capacitación en emprendimiento como un tipo de inversión “El emprendedor aprende a usar la tecnología en favor de solucionar problemas de las comunidades y sus propios asuntos, los problemas cercanos, posibilitan movilización y optimización de los recursos disponibles. Reconozco la relación del gobierno y su capacidad para innovar e innovarse, gran parte del desarrollo de NY, por ejemplo, ha sido impulsado de manera importante por los mecanismos para mantener la gente segura y con condiciones de desarrollo. La educación o capacitación en temas de emprendimiento se consideran un tipo de inversión”.

Al respecto, Sergio Martínez, alto consejero distrital para las TIC, además de anunciar la próxima inauguración de un nuevo laboratorio digital en Bogotá, que cuenta con el apoyo de la Universidad EAN y el Gobierno Nacional, aprovechó para reconocer el avance y la sinergia entre entidades públicas y para destacar el interés del distrito en focalizarse en trabajar promover las ideas que nacen al interior de las comunidades locales.

Carlos Rozo, subgerente de iniciativa apps.co, estamos en un proceso de unir esfuerzos para ser útiles a los emprendedores, y para direccionar las herramientas de información que tienen las entidades públicas en beneficio de los emprendedores a través de la democratización de temas como los datos abiertos.

Encuentros como el Meetup: “Insights para la construcción de ecosistemas de startups digitales” que se llevó a cabo en la sede de Colombia Tech Studio  permiten conocer la evolución de los ecosistemas de startups digitales y además, encaminar a Colombia, a través de sus emprendedores, a ser parte de los países que garantizan un crecimiento sostenible a partir de impulsar la cultura de la innovación y disminuir la dependencia a los sectores tradicionales.

Comentarios

comentarios

Le puede interesar:  Soluciones globales para consumidores digitales