Este viernes se decidiría el futuro del Dominio .CO

  • Infraestructura

  • Hace 5 meses

  • mayo 7, 2020

  • 1 minuto, 21 segundos de lectura

Convierte a Computerworld Colombia en tu fuente de noticias tecnológicas.

Aunque la adjudicación de la licitación del Dominio.co lo hizo el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones el pasado 3 de abril, mediante la resolución 649 de 2020, al proponente .CO INTERNET S.A.S, en la actualidad, la Procuraduría se encuentra estudiando las respuestas del Ministerio de las TIC, ante su requerimiento de suspender el proceso al evidenciar un error en la aplicación de los pliegos para la evaluación de las ofertas económicas. 

Ante ello, el Ministerio decidió suspender la firma del contrato, por lo pronto hasta el próximo viernes 8 de mayo. 

A lo anterior se suma el problema de la demanda que cursa en un Tribunal Internacional contra el Estado Colombiano por parte de la empresa a la que el Ministerio escogió en la licitación y que es el mismo operador que venía gestionando este recurso, CO INTERNET SAS, que es subsidiaria de NEUSTAR. 

Adicionalmente, se ha generado un debate por la venta de NEUSTAR a GODADDY anunciada a las pocas horas de que el Ministerio publicó la resolución de asignación de la licitación, por cuanto se generarían problemas de competencia ante el tamaño de monopolio de GODADDY y se podría, además, por esta vía transferirse a precios muy bajos los dominios, dejando un ingreso bajo en CO INTERNET, quien pagaría unas regalías muy baja al Estado. 

A este debate se han sumado Senadores de la República, quienes han manifestado su preocupación por entregar la operación del dominio a una empresa que tiene demandado al Estado.

Ante esta situación, la nueva ministra Karen Abudinen tendrá que definir el futuro del dominio, donde tendrá un seguimiento cercano del organismo de control, dado que  el contratista tendrá a su cargo la ejecución del Contrato de Operación del Registro del dominio de internet de Colombia (ccTLD .CO), y de estas decisiones dependerá el devenir del apellido en Internet de los colombianos.