Entendiendo el capitalismo consciente

  • Opinión

  • Hace 4 meses

  • enero 22, 2020

  • 2 minutos, 42 segundos de lectura

Convierte a Computerworld Colombia en tu fuente de noticias tecnológicas.

Hoy  se habla mucho del capitalismo consciente y sus beneficios, sin embargo, en muchos casos no va más allá de un simple tema de charla. En mi caso este tema captó toda mi atención hace ya varios años y considero muy importante crear consciencia sobre el mismo. 

Por: Lucas Medola, CFO PayPal Latam

Si tuviésemos que definirlo, el capitalismo consciente puede describirse como una forma de capitalismo que promueve el potencial de los negocios para que tengan un impacto positivo en el mundo; se trata, en pocas palabras, de empresas conscientes que están motivadas por propósitos “superiores” que sirven a la comunidad. 

De hecho, me alegra ver que hoy en día muchas empresas en el mundo se han unido a este movimiento empresarial que está demostrando ser inspirador y generador de resultados comerciales significativos. Esto se debe también a empresarios y ejecutivos que han adoptado una nueva actitud, y que están empezando a liderar con más pasión, propósito, y con la convicción de que las organizaciones enfocadas en sus valores pueden contribuir a la humanidad de mejores formas. La realidad es que el capitalismo, aunque nunca lo hayamos visto de esta manera, puede ser un impulso tanto para el bien económico como para el social. 

Es fascinante ver como estos nuevos “capitalistas conscientes” entienden que las empresas deben existir por razones más allá de las ganancias. ¿No es maravilloso y generador de esperanza? ¡Finalmente, algunos trabajan por algo más que dinero!  La gran ventaja es que cuando se tiene un propósito, se obtiene también clientes, empleados, y accionistas que más comprometidos, y esto incita a la creatividad y lealtad, que es justamente lo que todas las empresas buscan y necesitan. 

Como en cualquier proyecto, es necesario que estudiemos el concepto y sus mejores prácticas. Podemos hacernos preguntas como ¿Por qué se empezó este negocio? ¿Qué nos motiva cada día? ¿Cuál es nuestro valor agregado? ¿Qué impacto tenemos en nuestros clientes y en las personas? 

Además, debemos seguir los siguientes principios que rigen este concepto: 

Propósito superior: Como habíamos mencionado anteriormente, un negocio que se adhiere a los principios del Capitalismo Consciente se enfoca en un propósito más allá de las ganancias.

Incluir a todas las partes interesantes: Una empresa consciente se concentrará en todo el ecosistema empresarial para crear y optimizar el valor para sus clientes, empleados, proveedores, socios, etc.  

Liderazgo consciente: Los líderes conscientes se concentran en pensar en “nosotros” para impulsar el negocio y así cultivar una cultura de capitalismo consciente en la empresa. Como líderes debemos asumir que cuando los empleados que tienen conciencia social ven que la empresa para la que trabajan es impulsada por algo más que dinero, es más fácil para ellos sentirse identificados. De esta manera se convierten en firmes defensores y embajadores de la marca, y sin querer divulgaran lo que su empresa está haciendo para marcar la diferencia en el mundo.

Cultura consciente: La cultura corporativa es la suma de los valores y principios que constituyen la moral de una empresa. Una cultura consciente fomenta un espíritu de confianza y cooperación. Lograr una empresa con un propósito basado en el capitalismo consciente crea negocios que son éticos, honorables y generosos. Esto equivale a un ecosistema muy positivo y energizante para los empleados, lleno de gente con un mismo propósito y con convicciones fuertes y ganas de mejorar la sociedad. Un ambiente así, claramente, solo puede llevarnos al éxito. 

La realidad es que el éxito de una empresa capitalista consciente no sucederá de la noche a la mañana. Es un trabajo que toma tiempo y requiere esfuerzo, paciencia y persistencia, pero los resultados son grandiosos y muy gratificantes. Ante todo, debemos consolidar un equipo de liderazgo consistente de que el comportamiento del consumidor está cambiando y que la sociedad exige que las empresas hagan una contribución positiva a la comunidad en general.

Pin It on Pinterest