El teletrabajo, una oportunidad en medio de la incertidumbre

  • Teletrabajo

  • Hace 1 mes

  • abril 17, 2020

  • 1 minuto, 57 segundos de lectura

Convierte a Computerworld Colombia en tu fuente de noticias tecnológicas.

La propagación del virus Covid-19 ha obligado a que países establezcan medidas de aislamiento social y prohíban las conglomeraciones de personas. Frente a la posibilidad de cerrar sus operaciones, las compañías se han visto forzadas a adoptar el teletrabajo. Pero, ¿cómo pueden las empresas lidiar con este cambio tan disruptivo?

Para comenzar, el teletrabajo es una modalidad que se impulsa en la región desde hace más de una década. Desde el 2008 el Gobierno Nacional reconoce, regula y promueve el teletrabajo con la Ley 1221, tanto así que antes de declarar las medidas de aislamiento en el país había 12.912 empresas haciendo home office, según el último Estudio de Penetración del Teletrabajo en Empresas Colombianas.

Es decir que el teletrabajo no nuevo. Las organizaciones no solo pueden continuar con su funcionamiento gracias al home office, sino que también pueden obtener varios beneficios al implementar esta modalidad, según cifras del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones:

–          Aumento del 23% de productividad.

–          Reducción del 63% de ausentismo.

–          Reducción del 18% de los costos de planta física.

–          Reducción del 25% de renuncias.

No obstante, las compañías solo pueden gozar de estas ventajas si construyen una estrategia de teletrabajo efectiva. “En un escenario planeado es esencial tener líderes alineados, una política definida y flujos de trabajo coordinados. Pero en las circunstancias actuales, se debe actuar rápido para ser productivo en casa” afirma Carlos Santana, CEO de Acsendo.

De acuerdo con el empresario, la clave para adaptarse al home office sin descuidar la productividad ni la cultura es “apoyarse en la tecnología para organizar y cumplir la estrategia”. “Esto es tan importante que hemos decidido crear una versión comercial de la herramienta que hemos usado por años para que otras empresas puedan tener éxito con esta modalidad”, agrega.

En el mercado hay un ecosistema completo de herramientas para trabajar de forma remota, desde los habituales proveedores de correo electrónico, mensajería instantánea y video llamadas, hasta herramientas más especializadas que ofrecen la posibilidad de seguir el rendimiento de los colaboradores, entregar feedback y obtener una visión global de lo que está pasando en la compañía, como lo permite el módulo de home office de Acsendo.

Para construir un entorno virtual de trabajo que facilite la labor de los colaboradores se recomienda que previamente se definan las necesidades de cada individuo y departamento. De esta forma será posible escoger las herramientas más adecuadas para la compañía.

Si bien el teletrabajo es un desafío para las empresas que tienen poca experiencia en ello, existen plataformas que permiten que los equipos sigan comunicándose y operando. Incluso, hay tecnologías que ayudan a las empresas a medir el rendimiento y entregar retroalimentación efectiva, aun cuando el equipo trabaja desde casa.

Pin It on Pinterest