El reto latinoamericano en la transformación digital

  • Negocios

  • Hace más de 2 años

  • agosto 17, 2017

  • 1 minuto, 59 segundos de lectura

Ricardo Villate, vicepresidente de IDC Latinoamérica, presentó en el Foro de Innovación de Computerworld, “Transformación Digital frente a la transformación personal”, cifras sobre la digitalización en la región.

Por ejemplo, 43% de los usuarios de brazaletes digitales para deporte, también lo usan para medir las horas de sueño; 43% de los consumidores usan asistentes digitales para la navegación; 12% ya consumen programación de televisión en línea y 34% de los consumidores está dispuesto a compartir su información personal con tal de obtener descuentos.

Y no tiene que ver solo con las personas en los negocios. Un proyecto como el de la empresa Frontec, en Argentina, permite determinar el estado del suelo y sus alternativas para cultivar, utilizando combinaciones de información provenientes de imágenes satelitales, computación en la nube, soluciones de analítica de datos y big data, así como aplicaciones móviles para determinar cómo aprovechar los suelos y especificar estrategias de cultivo.

En México, PLM comenzó publicando un vademécum médico, o guía de medicamentos, en formato impreso para el sector médico. Ahora se ha convertido en una empresa que publica digitalmente información médica mientras usa sistemas cognitivos para crear interfaces en español hablado y usando el lenguaje médico correcto. Las posibilidades de aplicación de este modelo pueden cambiar la forma en que médicos y pacientes interactúan. De hecho, este modelo, que usa diseño cognitivo, será usado por una tercera parte de las empresas que buscan la transformación digital, de acuerdo con estudios de IDC.

Finalmente, un caso en Colombia, Rappi, que ya funciona en México, y que se basa en llevar domicilios a los usuarios de una aplicación a cambio de propina. En Bogotá, donde arrancó este proyecto, ya existen 80.000 usuarios. Lo importante es la estrategia de cubrimiento geográfico, los acuerdos con cadenas y tiendas y los tiempos de envío, que marcan la diferencia y la experiencia de usuario.

Estos ejemplos sirven de base para tres elementos clave frente al negocio y es que la competencia se basará en innovación digital. Con el crecimiento de la diferenciación basada en aplicaciones y presencia en la web, todas las empresas desarrollarán software. En 2018, las empresas que buscan la diferenciación digital invertirán el doble de lo que han hecho este año.

Igualmente, las empresas se preocuparán por entregar la mayor cantidad de información de valor a sus clientes. IDC prevé un factor de cien veces el crecimiento de la información entregada por las empresas que buscan la diferenciación.

Finalmente, las plataformas verticales en la nube serán un importante factor de competitividad y productividad, si tenemos en cuenta que el 50% de las empresas creará o se asociará con plataformas de sus respectivas industrias en la nube para distribuir sus innovaciones.

Pin It on Pinterest