El Centro de Seguridad y Vigilancia Digital contrarresta los riesgos

  • Seguridad

  • Hace más de 1 año

  • agosto 27, 2018

  • 1 minuto, 59 segundos de lectura

La actualización permanente de las nuevas modalidades de ciberataques que pudieran llegar a afectar a las entidades financieras, ayuda a establecer una unidad que gestione los riesgos de seguridad de la información y la ciberseguridad.

El protocolo de seguridad de la Superintendencia Financiera de Colombia alude a contar con un sistema de gestión para la ciberseguridad, como el estándar ISO 27032, NIST con sus publicaciones SP800 y SP1800, entre otras.

El Centro de Seguridad y Vigilancia Digital (CSVD), desarrollado por el grupo A3SEC, ha respondido con estas normativas, convirtiéndose en un aliado para las empresas del sector financiero. Este centro especializado resalta que los incidentes de ciberseguridad siguen aumentando. Durante el 2017, este tipo de incidentes y ataques informáticos crecieron en un 24% frente al 2016.

“Acompañamos a empresas de los principales sectores de la economía a nivel mundial como: corporaciones financieras, aseguradoras, telecomunicaciones, desarolladores de software y custodios de información crítica y sensible, detectando más de 10.000 eventos de seguridad mensualmente”, afirma Alejandro Agudelo, director del CSVD.

El proceso consiste en la monitorización proactiva de infraestructura TI que permite rápidamente identificar y resolver problemas; el análisis web y empresarial donde se obtiene visibilidad e inteligencia de clientes, servicios y transacciones y la detección de tendencias y patrones de comportamiento en tiempo real; y la búsqueda de soluciones a problemas en entornos de aplicaciones.

«Hemos aportado a la disminución de la ciberdelincuencia en un 30% en empresas financieras colombianas», afirma Javier Díaz, vicepresidente de Las Américas del Grupo A3SEC.

Estas normativas de seguridad se deben al auge de los canales electrónicos y el incremento de los riesgos cibernéticos existentes hoy en día. Actualmente, se cuenta con mayores puntos geográficos de acceso para realizar transacciones y se ha desarrollado tecnología más poderosa para acceder a información privilegiada.

“Si bien es cierto que el sector financiero es quien más ha adoptado políticas y procedimientos de seguridad, esta nueva regulación apalanca el desarrollo de nuevos modelos de ciberseguridad y la definición presupuestal para el cumplimiento de una estrategia que nos ubique a nivel de los mejores estándares de seguridad que se han adoptado en el mundo”, añade César Moreno, Consultor Sénior de Seguridad de la Información del Grupo A3SEC.

Otras empresas fintech, que tienen grandes desafíos en la seguridad de la información, han mostrado la importancia de contar con todos los estándares en ciberseguridad. Carlos Orjuela, Gerente de riesgos de MOVII, afirma que se ha acogido en un gran porcentaje a las políticas y procedimientos que plantea la Superintendencia Financiera gracias al apoyo de empresas consultoras expertas en empresas con entorno 100% digital.

A partir de la herramienta CSVD, se ha generado valor en las organizaciones financieras en Colombia, mediante el monitoreo continuo de seguridad, la mitigación de riesgos y el aprovechamiento de  oportunidades y eficiencias.

Pin It on Pinterest