El blockchain para ayudar al medio ambiente

  • Negocios

  • Hace más de 1 mes

  • diciembre 23, 2019

  • 2 minutos, 16 segundos de lectura

 El reciclaje puede reducir drásticamente la contaminación en un 70%.

Se acerca el 2020 y en esta nueva década las preocupaciones con respecto al manejo de recursos y el futuro del medio ambiente se intensifican. Sin duda, el reciclaje se ha vuelto un imperativo global como un camino para evitar el desabastecimiento y el desperdicio, convirtiéndose al mismo tiempo en un reto para las industrias. En este escenario se han desarrollado innovaciones tecnológicas en favor de la sostenibilidad.

Estadísticas compiladas por The University of Central Oklahoma revelan que el reciclaje puede reducir drásticamente la contaminación desde vertederos hasta desechos mineros en un 70%. Por ejemplo, un elemento que puede reciclarse de manera efectiva son las baterías de iones de litio y, aunque la tasa de reciclaje ha aumentado más del 5% (calculado por Friends of the Earth en 2010), todavía queda un largo camino por recorrer.

Hay empresas que ya están realizando cambios estructurales en sus negocios y están proyectando sus productos hacia un uso responsable y seguro con el medio ambiente. Herramientas tecnológicas como las plataformas de blockchain permiten una mayor claridad y certeza frente a la calidad de las cadenas de suministro de sus productos. Además, contribuyen a reducir costos, márgenes de error y ahorrar tiempo en procesos que podrían retrasar la operación.

Este es el caso de la propuesta de Volvo Cars, la marca de automóviles premium que anunció tren motriz híbrido y uso de motores eléctricos para todos sus modelos. Recientemente, la empresa también implementó el primer sistema de trazabilidad de blockchain para rastrear el cobalto que usa en las baterías de sus vehículos eléctricos. Para 2021, planea ofrecer cinco nuevos vehículos eléctricos a batería, los cuales funcionarán con baterías de iones de litio, que dependen de los suministros de cobalto.

Para lograr su objetivo, Volvo Cars recurrió a Circulor, una compañía británica especializada en el uso de la tecnología blockchain para rastrear las materias primas en el suministro cadenas. Circulor ha desarrollado una plataforma que utiliza la tecnología blockchain de Oracle para crear un registro inalterable de su cadena de suministro, al estar combinado con algoritmos de inteligencia artificial para respaldar el debido proceso e identificar anomalías de datos.

“Poder contar con herramientas que permitan rastrear y verificar las cadenas de suministro por blockchain le da la certeza a las empresas de estar ofreciendo bienes y servicios confiables y de calidad. Esto, además, permite un abastecimiento responsable y el cumplimiento de las regulaciones”, afirma Juan Manuel Mesa, gerente general de Oracle en Colombia y Ecuador.

Cerrar el ciclo es, en definitiva, uno de los mayores retos que tienen las industrias en este momento. 

El Gobierno Nacional en Colombia está incentivando a las empresas, ciudadanos y organizaciones a hacer parte de la Estrategia Nacional de Economía Circular. A partir de estas grandes apuestas – como la de Volvo Cars – se pueden evidenciar grandes pasos hacia un futuro más limpio, verde y sostenible. De la mano de la tecnología, los negocios pueden encontrar caminos y herramientas que, no sólo les permitan ser más responsables con el medio ambiente, sino también les ayuden a reducir gastos y a ser más eficientes con el dinero y el tiempo invertidos en los procesos cotidianos.

Pin It on Pinterest