El 2021 será el año de la nube híbrida

  • Infraestructura

  • Hace 2 meses

  • diciembre 23, 2020

  • 2 minutos de lectura

Convierte a Computerworld Colombia en tu fuente de noticias tecnológicas.

Con la aceleración digital que trajo la pandemia, la transformación digital y cultural de las empresas, fueron necesarias las implementaciones en tiempo record. Para ello, muchas empresas empezaron a migrar sus datos del centro de datos a las distintas nubes disponibles, privadas o públicas, con el fin de tener acceso a la información de manera remota.

Para 2020 el sector retail tuvo que enfrentar uno de sus mayores retos al migrar del modelo de negocio tradicional al digital. Según la Cámara de Comercio Electrónico de Colombia (CCEC) las ventas por comercio electrónico aumentaron un 19% con respecto al canal de venta tradicional. Esto condujo que las empresas comenzaran a utilizar los avances en tecnología de nube híbrida,  “Debido aque les permiten modernizar las infraestructuras de pago y ofrecer funciones diferenciadas a un costo menor”, afirma Jaime Bejarano, Country Lead de Red Hat.

La infraestructura de nube híbrida es la combinación de una o varias nubes públicas y privadas que utilizan herramientas y tecnologías para propiciar la portabilidad, la integración, la organización y la gestión unificada de las cargas de trabajo.

Dentro de las ventajas que tiene utilizar esta tecnología están la flexibilidad, interoperabilidad y escalabilidad, que permiten ajustar sus necesidades, automatizar procesos y corregir problemas del sistema en tiempo real. Además, facilitan el uso de tecnologías que permitan la colaboración y el uso del centro de datos y las nubes públicas, generando herramientas que sean seguras, personalizadas y dinámicas. 

Las tecnologías de Código Abierto, como las de Red Hat, facilitan que esta interoperabilidad se dé de manera ágil y segura. “Esto permite que las empresas generen un mayor valor en la adopción de la nube híbrida incorporando la cultura DevOps y las prácticas modernas, como la organización en contenedores, la implementación permanente, la rastreabilidad del código, la coordinación automatizada y la gestión del rendimiento basada en los análisis. Además, tienen la posibilidad de aprovechar su extensión”, revela Bejarano.  

Según el informe del Estado del Código Abierto Empresarial de Red Hat, el 51% de las empresas encuestadas hacen uso de herramientas de gestión de la nube, con una clasificación por país del 56% en Asia – Pacífico, 54% en Estados Unidos, 52% en el Reino Unido y 42% en Latinoamérica. 

El sector financiero también hace uso de la nube híbrida, “pues permite que los bancos implementen aplicaciones empresariales unificadas mediante la coordinación de las tareas que se ejecutan en distintos entornos. Si puede desempeñarse con flexibilidad, expandirse e interactuar con los departamentos necesarios de manera permanente, podrá recurrir a las tecnologías y los partners que mejor satisfagan sus necesidades”, explica el Country Lead de Red Hat. 

Por esto, para el 2021 la nube híbrida será la tendencia tecnológica, pues permitirá sincronizar la empresa; impulsar la innovación y eficiencia; mejorar la seguridad y simplificar las iniciativas de cumplimiento y atraer personal talentoso bajo un modelo de trabajo abierto.