Diversidad para crecer cultura organizacional

  • Recurso Humano

  • Hace 12 meses

  • abril 28, 2020

“Un entorno diverso e inclusivo garantiza que Dell sea un lugar donde las personas quieran trabajar, donde los miembros del equipo sientan que pertenecen y donde nuestros valores reflejan los de nuestros clientes”, aseguró Paulina López Noriega, líder de Diversidad e Inclusión para Latinoamérica.

Para cultivar la diversidad y la inclusión, la compañía se enfoca tres áreas:

  1. Construir y atraer la fuerza laboral futura: Como primer paso anticipa que se avecina una escasez de talento. Para 2030, habrá una potencial escasez mundial de profesionales de TI de 4.3 millones de personas. Mientras tanto, el 89% de los empleadores de TI ya están experimentando los efectos negativos de la escasez de habilidades. Por ello, expanden proactivamente la cartera de talentos para minorías y así satisfacer futuras necesidades de talento.

Dell Technologies financia varios programas para involucrar a grupos subrepresentados en temas relacionados con STEM. Su misión es habilitar a estos grupos de talentos con las habilidades y el plan de estudios que necesitan para tener éxito, desde la escuela primaria, cuando los estudiantes desarrollan su curiosidad por las materias STEM, hasta la universidad y más allá del nivel universitario.

La firma ha invertido más de sesenta y cinco millones de dólares desde el 2014 para proporcionar a los jóvenes con carencias, acceso a la educación integral en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas, en todo el mundo.

  1. Desarrollar y retener esa fuerza laboral: Reclutar talentos diversos es un gran primer paso, pero luego se necesita desarrollar su propio talento y crear un ambiente donde todos estén capacitados para hacer su mejor trabajo y así retener ese talento superior. “Estamos enfocados en apoyar a los miembros del equipo para que trabajen dónde, cómo y cuándo son más productivos. De hecho, teníamos un objetivo que hemos superado como parte de ofrecer opciones flexibles a nuestros empleados. Creemos que el trabajo es lo que hacemos, no un lugar”, asegura López.

La multinacional tiene 13 grupos de recursos de empleados (ERG), 9 en Latinoamérica, y una red de treinta y nueve mil empleados que forman parte de los mismos en más de sesenta países. Los ERGs conectan a los miembros participantes en áreas como género, origen étnico, orientación sexual e intereses diversos. También brindan oportunidades para el desarrollo personal y profesional. Todos los grupos están abiertos a cualquiera que quiera participar. Estos programas son: Asians in Actions, Caregivers, Gen Next, Latino Connection, Planet, True Ability, Women in Action, Black Networking Alliance, Conexus, Interfaith, Mosaic, Pride, Veterans & Supporters.

El índice de satisfacción de un empleado que participa en 3 o más eventos de los ERGs durante el año es 19 puntos mayor que el de uno que no participa. Están más orgullosos de trabajar en Dell Technologies y sienten que son parte del equipo.  Estos colaboradores reconocen su impacto en el negocio, sus miembros y comunidades.

  1. La última pieza en torno a cultivar la diversidad y la inclusión es escalar para obtener el máximo impacto, al colaborar externamente para desarrollar asociaciones significativas con clientes y organizaciones que compartan sus valores. Creemos que asociarse con clientes y organizaciones dará como resultado alianzas más sólidas con los clientes, así como una comunidad externa que reconozca, respete y abrace nuestros valores compartidos.

Para continuar trayendo nuevos productos y programas innovadores, Dell Technologies quiere asegurarse de que su fuerza laboral esté preparada con las habilidades para un futuro digital, presentando diferentes perspectivas y creando una cultura donde todos puedan hacer su mejor trabajo. 

Uno de los pilares de esto es Many Advocating Real Change (MARC por sus siglas en inglés.), un curso de aprendizaje fundamental (Foundational Learning en inglés), precisamente porque estos conocimientos deben ser la base de todas las interacciones.   En el mismo, se presentan casos prácticos a los asistentes con el objetivo de que se den cuenta de cómo los prejuicios impactan de manera negativa en el ambiente laboral y se comparten las mejores prácticas.