Consejos para escoger un portátil empresarial

  • Movilidad

  • Hace 6 meses

  • diciembre 20, 2020

Una herramienta indispensable para toda empresa es, sin duda alguna, un PC cuyo desempeño contribuya con los procesos del negocio. 

Si bien, hay muchos factores que pueden influir al momento de escoger uno, el rendimiento y la seguridad de datos, siguen siendo la principal preocupación para cualquier tipo de organización.  

Un buen punto de partida para este análisis, son las evaluaciones comparativas de rendimiento a realizar antes de decidir por un equipo, que se convertirá en el aliado de sus colaboradores. Sin embargo, si es que no se aplican de forma adecuada, podrían no ser suficiente para tener una imagen completa del rendimiento. Es por ello que Mónica Casas, AMD Business Development Manager para Colombia, Perú, Ecuador y Bolivia, brinda una serie de recomendaciones, para asegurar que esta elección es la idónea para las necesidades presentes y futuras de la compañía. 

Basarse en las especificaciones físicas  

Tradicionalmente, las empresas han utilizado varias especificaciones físicas, como la frecuencia del procesador y el tamaño de la memoria caché, para determinar el rendimiento del PC. Sin embargo, esto no es lo más recomendable, ya que el equipo puede tener dos procesadores que operan con la misma frecuencia y mostrar un rendimiento dramáticamente diferente, debido a la eficiencia de sus implementaciones subyacentes, algo que se mide como “Instrucciones por reloj” (IPC).  

El segundo problema es que, en la mayoría de los procesadores modernos, la frecuencia no es una constante. En estos equipos, la frecuencia está limitada por consideraciones térmicas y variará drásticamente según el tipo de tarea que se realice, su duración y la cantidad de núcleos que se utilicen, entre otros. 

Pruebas en tareas reales 

Las aplicaciones modernas son muy complejas e incluyen funciones que implican mostrar gráficos en la pantalla, leer datos del almacenamiento o incluso de la red. Una de las mejores formas de evaluar el rendimiento de un nuevo PC, es realizar una prueba en el mundo real, es decir, realizar las tareas cotidianas en el entorno de trabajo. 

Sin embargo, más allá de las pruebas de usuarios individuales, lo ideal sería que los desarrolladores internos tomaran información de los usuarios y crearan scripts “personalizados”, para medir el rendimiento de la aplicación de una manera que coincida con las prioridades de esos usuarios. Este enfoque puede contribuir a obtener mediciones de rendimiento más consistentes y proporcionar resultados repetibles.  

Puntos de referencia o benchmarks 

Te puede interesar:  El corazón de los portátiles, ahora con más potencia

Normalmente, se utilizan dos tipos de pruebas comparativas para evaluar el rendimiento del equipo: “sintéticos” y “basados en aplicaciones”. Ambos pueden ser útiles en el proceso de toma de decisiones. Sin embargo, analizar sus resultados por separado, puede ser un error. La mejor forma de mitigar este riesgo es siguiendo la regla general de contar con múltiples puntos de referencia, que permitan obtener una imagen más amplia y confiable del desempeño. 

Es importante recordar, que un buen análisis comparativo debe ser lo más transparente posible, con una descripción clara de sus métodos de prueba. 

RyzenPro-Mobile_TopRight.png

Potencial de rendimiento 

Mientras que las pruebas basadas en aplicaciones, ayudan a comprender si las cargas de trabajo que se utilizan, coinciden con el uso de la organización; las evaluaciones comparativas sintéticas, miden el potencial de rendimiento general de un componente o plataforma específica. Es decir, permiten calcular su capacidad multiproceso, por lo que se pueden usar para predecir hasta qué punto, dicho componente o plataforma, puede ofrecer esa funcionalidad. 

Con los puntos de referencia sintéticos, es importante evitar el uso de una medida estrecha de rendimiento. Los procesadores individuales, incluso en la misma familia, pueden variar en la forma en que manejan hasta la más pequeña parte del código. Una puntuación de referencia sintética debe comprender varias pruebas individuales, ejecutando más líneas de código que ejercen diferentes cargas de trabajo. Esto proporciona una mejor visión del rendimiento.  

Comparación de la multitarea 

Los puntos de referencia de aplicaciones suelen presentar dificultades para simular la carga de trabajo de escritorio en una oficina moderna multitarea. Esto es debido a que ejecutar varias aplicaciones en simultáneo, puede agregar un margen de error mucho mayor, en lugar de si se prueba una aplicación a la vez. 

Es por ello que se recomienda, como una buena práctica, considerar las puntuaciones de referencia sintéticas y las basadas en aplicaciones. Pues, al combinarlas, se obtiene una lectura más real del rendimiento de una plataforma o componente específico, considerando las aplicaciones que se utilizan hoy. 

Errores de medición 

Te puede interesar:  Consejos para ahorrar la batería de tu portátil

Cualquier medición siempre tendrá un margen de “error”, que puede variar de una prueba a otra. La mayoría de los puntos de referencia manejan un rango de error general de 3-5%, causado por una variedad de factores, que incluyen las limitaciones del tiempo de medición. Es así que será clave tener en cuenta este factor de la medición, al establecer requisitos en las solicitudes de compra. 

Otras consideraciones 

Los puntos de referencia son una parte sustancial de la evaluación de un sistema. Sin embargo, estas poderosas herramientas pueden tener algunas limitaciones como: 

El rendimiento comparativo medido puede variar según el sistema operativo (SO) y la versión de la aplicación. 

Otras condiciones pueden afectar las puntuaciones, como las tareas en segundo plano, la temperatura ambiente y las características del sistema operativo.

Evaluar correctamente el desempeño no es una tarea sencilla, aunque seguir estas recomendaciones ayudarán a avanzar en la dirección correcta. Existen varias técnicas que puede utilizar una organización para determinar qué sistema cubrirá mejor sus necesidades, sin embargo, el mejor paso en cualquier evaluación, es permitir que grupos de usuarios “prueben” los sistemas en su entorno de trabajo real.  

Finalmente, ya sea que utilice evaluaciones comparativas, scripts de aplicaciones o pruebas organizativas para medir el rendimiento, la serie de procesadores AMD Ryzen PRO 4000 ofrece nuevos niveles de velocidad y eficiencia para deleitar a los usuarios de hoy. 

Descubra cómo lograr que el rendimiento del computador portátil satisfaga los requisitos informáticos actuales, junto con la potencia para responder de manera eficiente las demandas comerciales futuras.