Consejos para administrar su dinero en esta época

  • Estilo de Vida

  • Hace 3 semanas

  • junio 15, 2020

  • 4 minutos, 41 segundos de lectura

Convierte a Computerworld Colombia en tu fuente de noticias tecnológicas.

La situación económica ha impulsado la entrega de recursos económicos y de abastecimiento alimentario a cerca de 90,5 millones de hogares, es decir el 58% de la población de América Latina y el Caribe, según lo evidenció el Tercer Informe Económico entregado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, CEPAL.

El documento titulado “El Desafío Social en Tiempos del COVID-19”, es un análisis actualizado del comportamiento de las economías de la región, frente a los efectos del Coronavirus y evidencia, entre muchos factores, que el Indicador de Desigualdad (Gini) para Colombia, tiene una expectativa de aumento en un rango de entre el 1,5% y el 2,9%, al igual que Perú, Bolivia, Chile, Puerto Rico, Nicaragua y El Salvador. 

Este fenómeno ha generado cambios drásticos en la economía mundial y en los modelos laborales, obligando a los empresarios a transformar sus negocios, mientras los empleados desarrollan nuevas habilidades o cambian su área de experticia para encontrar nuevos caminos que les permiten buscar sustento para sus familias. 

Irina del Mar Nieto, líder del programa de Educación Financiera de Financiera Progressa, comparte estrategias para estabilizar las finanzas del hogar, recurriendo a decisiones lógicas que están a la vista, pero que muchas veces se pasan por alto.

Las estrategias dependen del momento y la situación que está atravesando cada persona, así:

  • Personas que regresaron a trabajar (reactivación de algunos sectores por parte de la Presidencia de la República como call centers, textiles y manufacturas, servicios domiciliarios, transporte público, construcción, entre otros)

Este es un segmento de la población que tiene cuentas por pagar y en 15 días, o un mes, verá reflejados los ingresos. 

  1. Eliminar gastos y reducir a su mínima expresión la fuga de ingresos, hace parte de tomar decisiones y ejecutar nuevas estrategias que pueden enfocarse en:

-Eliminar suscripciones y membresías que no estés utilizando

-Dejar a un lado las compras por Internet

-Optar por cocinar en casa. Los domicilios siempre serán más costosos que una buena comida casera. 

-Hacer uso moderado de los servicios, estar en casa hace que aumente el consumo de los mismos. 

  1. Anota todo lo que gastas a diario, si recibes dinero también debes apuntarlo; al final de mes tendrás información valiosa acerca de cuáles son tus verdaderos ingresos y gastos mensuales. 
  2. Cumpliendo con el paso dos identificarás gastos diarios insignificantes que, cuando se suman al final del mes, representarán una suma considerable. Es tu decisión mantenerlos o eliminarlos.
  3. Realiza un listado de tus obligaciones financieras, la urgencia de pago, el valor de cuotas para renegociar, entre otros; así podrás identificar los alivios financieros que funcionan para ti, o podrás contemplar otros productos como la compra de cartera. En la misma línea, revisa si debes negociar con arrendatarios y proveedores.

¡Recuerda que ningún dinero sobra!

  • Personas que trabajan en home office y continúan recibiendo sus ingresos. ¿Cómo mantener una vida financieramente estable?

Se sabe que, aunque muchas personas continúan teniendo el mismo nivel salarial, no necesariamente todas cuentan con unas finanzas personales estables y sanas. Sin importar el caso, esta situación es una oportunidad para reestructurar el objetivo de tu dinero, enfocándote en el ahorro. 

Para darte una idea del nivel en el que se encuentran tus prácticas financieras, debemos resaltar que una persona debe ahorrar, como mínimo, el 10% de todo el dinero que recibe. Ahora, si logras alcanzar un ahorro del 30%, o superior, considérate un ahorrador ejemplar. 

Ahora bien, para mantener o impulsar y mejorar tu bienestar financiero, debes tener en cuenta: 

  1. Continuar con el pago de tus obligaciones como lo venías haciendo. Recuerda siempre cuidar tu historial crediticio.
  2. Si no requieres de los alivios financieros, NO los tomes, por el contrario, sé muy consciente a la hora de hacer pagos y compras.  Enfócate en mantener o disminuir el endeudamiento y avanzar en aumentar tus niveles de ahorro con productos como los CDAT´s o planes de ahorro programado. Normalmente, este tipo de productos entregan una rentabilidad fija y estable, lo que mantiene tu dinero seguro. 
  3. Construye tu Fondo de Seguridad, si aún no lo tienes.
  4. Si tu situación económica es crítica, sigue las mismas recomendaciones hechas a las  “personas que regresaron a trabajar”; es decir, minimiza la fuga de ingresos, lleva un control diario de gastos y decide cuáles debes mantener, enlista tus obligaciones financieras y priorízalas.

¡Recuerda que esta no es una época de cambios, estamos en un cambio de época!

  • ¿Qué deben hacer las personas que siguen desempleadas y hace más de un mes no reciben ingresos?
  1. No te escondas de tus deudas. Si tu situación particular te ha llevado a tener retrasos e incumplimientos en las obligaciones personales, busca la negociación y conciliación valiéndote de los espacios habilitados por el Gobierno para impulsar la cooperación mutua.
  2. Reduce al máximo los gastos. Tu prioridad deben ser los gastos fijos, como: pago de créditos, servicios, alimentación, aseo, salud y educación.
  3. Realiza un presupuesto para sobrellevar tus gastos durante seis meses con los recursos que tengas de cesantías y liquidación.
  4. Controla al máximo el consumo de los servicios públicos en el hogar, con el objetivo de mantener en su mínima expresión estas obligaciones.
  5. En cuanto a la consecución de un empleo que te ayude a alivianar tus obligaciones, es importante que:
    1. Realices una buena hoja de vida. Hay mucha información gratuita de cómo hacerlo.
    2. Busca en los sectores que están requiriendo más personal: Industria de alimentos, grandes superficies, servicios públicos, mensajería y domicilios, construcción, educación, sector salud y sector financiero.
    3. Apóyate en los portales de empleo, apps y red de contactos (amigos, familiares, exjefes y excompañeros de trabajo).
    4. Continúa capacitándote y conociendo las herramientas que el mundo laboral de hoy requiere.
    5. Sé proactivo y despierta toda tu creatividad. Realiza un análisis de habilidades, ideas de productos o servicios, a través de los que puedas recibir un ingreso que te ayude en este tiempo.  
    6. Mantente de buen ánimo y positivo recordando que tienes todas las habilidades para lograr tus sueños.

Aunque a veces se reciben sumas importantes de dinero, no hagas cuentas alegres. Realiza el ejercicio de distribuirlo muy bien antes de utilizarlo y recuerda que este dinero es para que puedas tener tranquilidad y enfocar toda tu energía en cuidar de tu salud, y encontrar un nuevo trabajo. 

Por su parte, Ricardo Lozano, superintendente de Economía Solidaria, recientemente dio un parte de tranquilidad a los cerca de seis millones de colombianos que están vinculados al sector solidario a través de las cerca de 8.000 cooperativas, entre ellas las de ahorro y crédito.

Pin It on Pinterest