Colombia lidera uso de metodologías Ágiles

  • Negocios

  • Hace más de 3 meses

  • mayo 28, 2019

  • 4 minutos, 38 segundos de lectura

El 36% de las compañías en América Latina implementan metodologías ágiles en sus proyectos y Colombia encabeza el ranking con el 47% de adopción de la cultura de ágil. Además, entre el 2017 y 2018, las prácticas ágiles en procesos de contratación y administrativos han crecido del 31% al 36%.

En el camino a la transformación digital de las empresas se debe ubicar en un lugar predominante la gestión del talento, basado en las habilidades digitales. En ese marco, las empresas en América Latina están en distintos momentos de evolución.

Everis presentó los resultados del segundo estudio de las ‘prácticas ágiles’ en América Latina, desarrollado en 2018 por International Data Corporation (IDC), la principal firma global de inteligencia de mercado, especializada en los sectores de TI, telecom y comunicaciones, constatando que las grandes empresas están aplicando estas metodologías con mayor madurez y mejores resultados.

El estudio determinó en primer lugar que esta transformación se está llevando en un 85% de las empresas de la región en un modelo repetible y gestionado, con un avance de 6 puntos porcentuales frente a 2017.

La recopilación de los datos del estudio se logró con la ejecución de entrevistas a líderes de empresas de gran impacto económico en la región de los sectores de telecomunicaciones, banca, gobierno, seguros, servicios públicos, salud, finanzas, manufactura, mayoreo, distribución entre otros. Los países que participaron en esta investigación fueron Colombia, Brasil, Chile, Argentina, México y Perú.

Son múltiples los factores que han motivado a las empresa a emprender, tales como la digitalización en los negocios, la necesidad de desarrollar nuevos productos y servicios, el impulso por crear nuevos canales de distribución y la introducción de la automatización en los procesos, inteligencia cognitiva/artificial, internet de las cosas, entre otros. Esto se refleja en la necesidad del CIO por mejorar las habilidades digitales de sus colaboradores, por encima de la reducción de costos y el cumplimiento de disposiciones y auditorías. De allí la importancia de implementar las metodologías ágiles en las organizaciones en forma sistemática y profesional.

“Nuestro estudio mostró una evolución positiva para los negocios de la región al comprobar que la mayoría de las compañías se encuentra en etapas intermedias de implementación de estas metodologías, que son fundamentales para su transformación y para asegurar mejores resultados estratégicos y operativos, así como una mayor innovación y competitividad”, explica Nelson Wilson, jefe de Negocios de la Unidad de Soluciones y Servicios de TI de everis.

La reducción del time to market (tiempo del mercado) es un factor clave para impulsar a las empresas de la región en la adopción de metodologías ágiles de cara a avanzar en la transformación digital y aumentar su competitividad.

Las metodologías ágiles en las compañías mejoraron sus procesos y están logrando lanzar productos al mercado de manera más rápida, gracias al compromiso de los equipos cada vez más multidisciplinarios y focalizados.

El estudio destaca entre otros aspectos que la transformación digital se encuentra en las etapas de madurez repetible (67%) y gestionada (18%), considerando como prioridades, mejorar las habilidades digitales para ampliar la automatización y la adopción del Internet de las Cosas y de la Inteligencia Artificial, así como otras tecnologías. Los objetivos de la transformación digital de las organizaciones que están en la etapa de madurez repetible están alineados a una estrategia de corto plazo, con iniciativas que contemplan productos y experiencias digitales. Las empresas y entidades que se encuentran en la etapa de madurez gestionada son más dinámicas en cuanto al uso de nuevas tecnologías y modelos de negocio para influenciar mercados y crear nuevos negocios.

El estudio contempló la distribución presupuestal de las empresas latinoamericanas para la implementación de metodologías ágiles y confirmó que, el año pasado, un 58% de ellas destinó más de US$20 millones a la Tecnología de la Información (TI) y más de un 65% invirtió más de US$1 millón en proyectos de agilidad. Sin embargo, un 42% de estas empresas aún no asigna parte de sus recursos para la definición de los equipos de agilidad.

Entre las empresas que desarrollaron proyectos ágiles, solo un 18% logró aplicar recursos directos en sus equipos de agilidad. De estas empresas, un 30% optó por hacerlo en el modelo de gastos OPEX (Operational Expenditure), cuyo costo operativo es menor y se ajusta más fácilmente a las oscilantes necesidades del negocio y de la infraestructura tecnológica. Las demás (70%) siguen el modelo CAPEX (Capital Expenditure), porque entienden que las metodologías ágiles están asociadas al desarrollo de nuevos productos o funcionalidades.

Este es un avance interesante teniendo en cuenta que solo un 21% de las empresas tenía un presupuesto anual para mantener equipos de agilidad en el 2017 y que no existía un presupuesto independiente para equipos de agilidad en un 35% de ellas, además un 29% de los gastos, en este sentido, eran destinados a algunos proyectos específicos.

El 61% de organizaciones que han adoptado las metodologías ágiles, se apoyan ahora más en plataformas en la nube para acelerar los cambios con un menor costo de error.

El 42.5% de quienes han llevado adelante este avance de la agilidad, señalan que el impacto en costos ha sido menor 10% a 60% que si hubiese seguido implementando sus procesos mediante los métodos tradicionales.

El estudio determina que más allá de los beneficios en reducción de costos, se debe valorar la adaptación al cambio, mejoras en resultados, menor costo de riesgo, enfoque en soluciones y la satisfacción del cliente.

La investigación comprobó la necesidad de un diálogo más constante y directo entre el CEO o el Digital Lead y las áreas estratégicas y operativas sobre cómo contratar servicios de outsourcing de agilidad, que son muy diferentes a los modelos tradicionales.

Los entrevistados afirmaron que, en la mayoría de los casos, buscan capacitar a su personal en las metodologías ágiles, seguido de prácticas de laboratorio, antes de realmente adoptar una cultural de agilidad.

Un 48% de las empresas consultadas utilizan métricas en el avance de la agilidad, con base al valor para el negocio y la velocidad de entrega.

Para responder a las necesidades del mercado y de sus clientes en sus proyectos de transformación digital, everis creó el Centro de Excelencia Agile (CoE Agile) para América Latina. «Nos enfrentamos al desafío de educar sobre el impacto de estas prácticas y su potencial en las organizaciones latinoamericanas hacia la transformación digital y una mayor competitividad en la economía digital», destaca Víctor León Marambio, director del CoE Agile everis Américas.

Pin It on Pinterest