Colombia, ganador regional de Call for Code

  • Emprendimiento

  • Hace 3 meses

  • octubre 19, 2020

  • 2 minutos, 38 segundos de lectura

Convierte a Computerworld Colombia en tu fuente de noticias tecnológicas.

Kairos App fue seleccionado como finalista global de Call for Code Edición Universidades. La aplicación fue creada por estudiantes de la Universidad de los Andes y la Pontificia Universidad Javeriana. Como el ganador regional de Call for Code en  Latinoamérica,  recibirán  US  $5.000  y  la  oportunidad  de  avanzar  con  su solución, a través de una implementación de Call for Code, que se enfoca en incubar, probar y desplegar las soluciones más prometedoras, enviadas a través de Call for Code.

Kairos App es una plataforma inteligente para la gestión de personas, que busca disminuir la tasa de cierre de establecimientos. 

IBM, socio fundador de Call for Code, y su creador, David Clark Cause, anunciaron este ganador en el desafío que invitó a la creación de soluciones para combatir el cambio climático y COVID-19.

La situación actual de la pandemia inspiró a Kairos a crear una aplicación para  ayudar  a  las  empresas  a  reabrir  sus  negocios, donde  y  según  sea  apropiado, siguiendo  siempre las regulaciones locales y nacionales, y las guías de la OMS, incluyendo el  distanciamiento  social. Utilizando IBM Watson™ Machine Learning junto  con  las APIs  de  The  Weather  Company,  la  aplicación  utiliza  un  modelo matemático  para  que  las empresas  sepan  cuántas  personas  visitaron  su  ubicación  y  puedan planificar  mejor  los  recursos, para acomodar a los clientes en el futuro.

 “La falta de estrategias para abrir establecimientos de forma segura y reactivar la economía, nos motivó a crear Kairos. La aplicación les permite a los usuarios hacer reservas, conocer la capacidad de una tienda a una hora específica y predecir el número de personas que estarán en ese establecimiento. Con Kairos App, esperamos automatizar la entrada a los negocios, mientras mantenemos la bioseguridad y reducimos el contacto entre personas”, dijo Alvin Gregory, líder de Kairos App.

“Por tercer año consecutivo, la respuesta de los desarrolladores y estudiantes de toda América Latina ha sido inmensa, mostraron el ingenio de nuestra región para abordar problemáticas mundiales con tecnologías como la nube híbrida, la IA y el código abierto”, dijo Claudio Bessa, Líder  del  Ecosistema  de  Desarrolladores  en  IBM Latinoamérica. “Queremos que Kairos pueda convertirse en una solución con la capacidad de escalar y ayudar a cualquier comunidad, en cualquier lugar.”

El  objetivo  de  IBM  es  implementar las soluciones  destacadas  en  las  comunidades  donde  más  se necesitan, como con  los  anteriores  ganadores  de  Call  for  Code Project OWL en  Puerto  Rico  y Prometeo en  España,  y  con  proyectos  como OpenEEW en México.

Próximo desafío global 

Te puede interesar:  “Hackathon Ignite”, en busca de la equidad de género en TIC

Después de tres años de exitosos programas globales, que abordan los desastres naturales, el cambio climático y COVID-19, IBM también anunció una nueva iniciativa global: Call for Code for Racial Justice que fomenta la adopción e innovación de proyectos de código abierto para impulsar el avance en tres áreas claves: Reforma Judicial y de la Policía, y responsabilidades; representación diversa; y reforma de políticas y legislación.

IBM publicará proyectos de código abierto con soluciones iniciales en las áreas de enfoque cuando se haga el lanzamiento de Call for Code for Racial Justice en el All Things Open, el 19 de octubre. Esta será una iniciativa persistente, abierta, continua y seguirá presentando nuevas soluciones de código abierto para ayudar a inspirar una adopción e innovación global, que ayude a desmantelar el racismo sistémico y luchar por la igualdad y la equidad.

Call for Code une a cientos de desarrolladores para crear y desplegar aplicaciones potenciadas por tecnologías de código abierto que puedan abordar algunos de los problemas más grandes del mundo. Desde su  lanzamiento en 2018, este  movimiento  ha  crecido  a  más  de  400.000  desarrolladores  para solucionar problemas en 179 países.