CES 2019: Tecnología y salud para el bienestar de los pacientes

  • Emprendimiento

  • Hace más de 7 meses

  • enero 15, 2019

  • 2 minutos, 17 segundos de lectura

¿Cómo la biotecnología, machine learnign e IA están ayudando a atender mejor a los pacientes?

Por: Alejandra Villate

Hoy nos enfrentamos a enfermedades como las cardiovasculares -número uno en causa de muerte-, cáncer, enfermedades neurodegenerativas, pulmonares u óseas, por nombrar algunas. Lo más probable es que, debido al envejecimiento de la población, las cosas empeoren. Y esto sugiere un estrés y compromiso en la sociedad, pues se incrementan los gastos en salud.

Tras escuchar a Amgen en el DigitalHealth Summit durante el CES surgen varias inquietudes, pues el panorama muestra que en el caso de la osteoporosis, una de cada cuatro personas es dignosticada y tratada. Y aunque hayan terapias que pueden atacar directamente una condición, hay una gran variedad de síntomas y cada persona es diferente, así que mientras se descifra cuál es la terapia adecuada, la condición puede seguir evolucionando.

Y aún si se está diagnosticado y se tiene el tratamiento, muchas personas no lo siguen, bien sea porque no tienen acceso a todo el tratamineto, llegan las vacaciones, lo olvidan un día y otro, o simplemente deciden parar. Por ejemplo, con terapias que requieren una inyección cada seis meses, solo el 60% de los pacientes siguen todo el tratamiento.

Es este tema el que despierta la necesidad de abordar no solo la cura, o tratamiento, sino también el cómo los pacientes pueden utilizarlos.

La era digital y tecnológica puede ayudar a que los pacientes sigan de manera adecuada los tratamientos. Compañías como Amgen, desarrollan dispositivos que ayudan a recordar cuándo tomar la medicina o cuándo se debe hacer el pedido de las nuevas dosis.  Pero esta solución solo resuelve una parte del problema, pues existen otros factores que afectan al paciente, por ejemplo los psicológicos. Un paciente puede no seguir un tratamiento porque no desea sentir que está enfermo o cree que ya está bien solo porque ve una mejoría o, por el contrario, no cree que el tratamiento esté funcionando.

De acuerdo con el ejecutivo de Amgen, hoy se utilizan las herramientas para obtener información de los usuarios y, entendiendo su comportamiento, cambiarlo; éstas se deben utilizar no solo con fines de mercadeo y publicidad, o para ganar un click más, sino para obtener la información necesaria para ayudar a que las personas puedan mantenerse en sus tratamientos  y no renunciar. “No siempre es la más alta tecnología la que nos brinda la solución, sino se pueden hacer encuestas preguntando a un paciente cómo se siente o evoluciona semana tras semana, para que él mismo vea su avance y ni lo perciba como un reporte para el médico”.

Cuando un paciente visita al médico y éste realiza una prueba, se obtienen resultados del momento que son comparables con el exámen anterior, pero ¿qué pasa cuando el paciente está fuera del consultorio y lo que hace entre consulta y consulta? Y ¿Cómo damos a los pacientes la información y retroalimentacón necesaria para que ellos mismos sepan que están mejorando?

Con nuevos dispositivos que permiten tener un control del día tras día del paciente, se puede entregar no solo un tratamiento sino tener un acercamiento más personalizado para cada caso, y el paciente así sentirse más motivado para continuar el proceso.

Pin It on Pinterest