Abiertas las inscripciones para el foro Impacto de la economía digital en los negocios. 27 de junio - 12m Barranquilla

Evento gratuito

¿Busca empleo? Depende su perfil, podría tardar más tiempo en ubicarse

  • Negocios

  • Hace más de 4 semanas

  • mayo 24, 2019

  • 2 minutos de lectura

En promedio un ejecutivo de mediana gerencia se demora entre 7 y 9 meses en reubicarse laboralmente, mientras que los de alta se demoran entre 9 y 12. Para los expertos, este tiempo de espera mucho tiene que ver con su trayectoria y experiencia, así como su generación y actitud frente a la búsqueda de una nueva oportunidad laboral.

Para Pablo Arango, Country manager de DNA Outplacement, el tiempo de cesantía está determinado por múltiples factores. Uno de ellos es su posición en la pirámide jerárquica. “Cuanto más alta la posición menor la cantidad de oportunidades disponibles para la reinserción laboral. Es natural por lo tanto que cuanto más alto el cargo más tiempo durará la búsqueda”.

Así mismo, el ejecutivo asegura que el tema generacional tiende a incidir, así como su nivel de empoderamiento. “Las generaciones más adultas normalmente tienen una mirada mucho más reactiva frente al desempleo, mientras que las más jóvenes están en constante búsqueda de nuevas oportunidades, siendo mucho más empoderadas de la situación y, por lo tanto, proactivas”.

¿Qué hacer si lleva mucho tiempo cesante?

El experto de DNA Outplacement asegura que existe un gran error responsable de retrasar el proceso de reubicación laboral el cual se resume en la pasividad.

“Esto se evidencia en dos sentidos, el primero se ve reflejado en quienes se limitan a postular a cargos por medio de herramientas tecnológicas, sin salir a buscarlos por medio del networking u otras alternativas. Y el segundo, enfocado en generaciones más adultas, es creer que el mercado laboral es el mismo que años atrás, tomando un rol reactivo frente a la búsqueda”.

El especialista enumera los cuatro consejos clave que debe poner en práctica quienes llevan mucho tiempo desempleados:

  1. Entender cómo funciona el mercado: Con el avance de la tecnología, y la participación de nuevas generaciones en el mercado laboral, han surgido nuevas reglas en los procesos de reclutamiento que siguen las empresas. Por ello es importante actualizarse y conocerlas antes de salir a la búsqueda, de tal manera que sea posible prepararse y afrontarlas de la manera adecuada.
  2. Autocapacitarse en temas de empleabilidad: La preparación es la clave. Antes de iniciar cualquier proceso, es importante que el profesional se informe sobre las formas de reclutamiento, cómo hacer uso correcto de las redes de contactos, cómo crear un buen currículum o enfrentar de buena forma las entrevistas laborales.
  3. Buscar asesoría: De acuerdo a los expertos de DNA Outplacement, el 70% de las ofertas laborales están ocultos en el mercado, por lo que cientos de profesionales no se enteran de las diferentes oportunidades disponibles. Por ello es recomendable que quienes se encuentran cesantes usen sus redes de contactos para solicitar ayuda o nuevas oportunidades laborales.

Tener una actitud protagónica: el papel que el candidato decida tomar es la clave del éxito de este proceso. No solo basta con postular a un trabajo, también es importante ser proactivo y mostrar motivación por un nuevo cargo y desafíos.

Pin It on Pinterest