“Aventura de Letras” en Florencia

2 minutos de lectura

A través del programa Aventura de Letras, la Fundación Terpel entregó una biblioteca completamente dotada a la Institución Educativa Antonio Ricaurte, sede Juan XXIII, del municipio de Florencia, Caquetá, con la que se beneficia a más de 2.600 estudiantes, 30 docentes y 30 padres de familia de la capital de este departamento.

La entrega también contempló la vinculación de los profesores a un proceso de formación y acompañamiento, con el fin de trabajar en la apropiación y generación de estrategias pedagógicas para desarrollar en sus estudiantes competencias de lecto – escritura.

Aventuras de Letras inició en 2015, con el objetivo de complementar el proceso de fortalecimiento de las instituciones educativas desarrollado por Escuelas que Aprenden, otro programa implementado por la Fundación que busca fortalecer los aspectos directivos, académicos, pedagógico-didáctico y comunitario de las instituciones, impactando así en la enseñanza que reciben los niños en matemáticas y lenguaje.

A través de las evaluaciones realizadas en el marco de este programa, la fundación encontró que los estudiantes deben incrementar su comprensión lectora de diferentes tipos de textos, los cuales son insuficientes en las instituciones educativas.

De esta forma, surgió Aventura de Letras con el objetivo de dotar a instituciones educativas con bibliotecas escolares,  así como implementar actividades que contribuyan a fomentar la lectura de niños y jóvenes. Sin lugar a dudas, una inversión que apuesta directamente al futuro del país.

Además de la adecuación física y la dotación de las bibliotecas, Aventura de Letras ofrece formación por parte de expertos a docentes, bibliotecarios y padres de familia para la promoción de la lectura y el aprovechamiento de las bibliotecas.

“Con este programa queremos incentivar la imaginación y la creatividad de los niños a través de la lectura y promover el análisis y la comprensión de textos. Si un niño no lee bien, es difícil que pueda alcanzar un buen nivel en otras áreas como matemáticas o biología. Queremos aportar al desarrollo integral de los estudiantes y estamos convencidos que la lectura es el mejor camino para lograrlo”, aseguró la Directora de la Fundación Terpel, Silvia Madriñán.

De acuerdo con los resultados de la más reciente Encuesta Nacional de Lectura (Enlec), los colombianos leen en el año 2,9 libros. Esta cifra ha tenido un relevante incremento, frente a los 2 libros del 2016. Aunque el panorama ha mejorado, aún hay desafíos importantes para promover el hábito de la lectura en la población. De acuerdo con la Enlec, solo el 33% de los colombianos, mayores de 5 años, expresó su identificación con el placer por leer.

La Enlec también midió cifras como la asistencia a bibliotecas. En este capítulo, el 44%  de los colombianos (de 5 años o más) dijo haber visitado una biblioteca pública o comunitaria en el último año.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This