Aspectos que influyen en la pérdida en los restaurantes

  • Infraestructura

  • Hace 5 meses

  • marzo 19, 2020

  • 4 minutos, 32 segundos de lectura

Convierte a Computerworld Colombia en tu fuente de noticias tecnológicas.

Comida con un sabor incomparable, menú para todos los gustos y servicio cinco estrellas, suenan como los ingredientes esenciales de un restaurante exitoso. Sin embargo, muchos empresarios no tienen en cuenta que hay otras variables en juego que pueden tener la misma o incluso más importancia.

Según Confecámaras, el 70 % de las empresas fracasan en los primeros cinco años. Muchos restaurantes se abren por emoción y omiten una etapa importante de estudio de costos reales y aspectos como planeación y estrategia, como consecuencia, un tiempo después empiezan a arrojar perdidas sin entender la razón. 

Factores como el manejo de inventarios, la informalidad en aspectos como la contabilidad, la mala gestión de domicilios y la falta de implementación de soluciones tecnológicas pueden causar un retraso en el crecimiento del negocio e incluso llevarlo al fracaso en la búsqueda de la rentabilidad. 

Inventario:

Mantener un restaurante funcionando muchas veces significa que controlar el inventario se vuelve una tarea de segundo plano, ignorando que es una gestión directamente ligada a los ingresos y que requiere prioridad. Los restaurantes suelen tener como regla general que sus gastos por compra de alimentos deberían estar entre el 28% y el 32% de sus ingresos totales, por ende, el inventario tiene un gran impacto financiero en el negocio. Demasiado inventario puede resultar en desperdicios por vencimiento, mientras que la falta de inventario puede resultar en clientes insatisfechos o compras de último minuto por falta de algún ingrediente. Estos escenarios generan una falta de control que se convierte en una bola de nieve que puede llegar a enterrar un negocio.

Los restaurantes que tienen una buena gestión de su inventario son capaces de planificar estratégicamente. En la mayoría de los casos, se recurre un software para restaurante o sistema POS avanzado (herramienta de gestión y centralización de la operación, compuesta por un software y/o hardware) que convierte esta tarea en algo sencillo, eficaz y completamente automático. Con la ayuda de esta herramienta, el seguimiento, control y proyección estará 100% sistematizado, lo cual ayudará a tener una visión más clara de las tendencias de consumo de los clientes, a la detección del mal uso de la materia prima y lo más importante, ayudará a reducir costos, pues un inventario bien gestionado permite tomar decisiones informadas y acertadas.

Contabilidad:

Te puede interesar:  Bimbo busca proyectos de emprendimiento

Según IARA Consulting Group, la razón principal del fracaso de las compañías está en la falta de conocimiento de los factores que determinan el buen desempeño de un negocio. Entre esos factores está la contabilidad, un área que ha demostrado tener un alto índice de informalidad en compañías colombianas, pues es más común enfocar los esfuerzos en áreas como las de mercadeo y ventas. En el caso de los restaurantes, un gran porcentaje decide funcionar sin un departamento de contabilidad formal y en su mayoría, ni siquiera saben de la existencia de sistemas de software que pueden apoyar y automatizar esta gestión. Sin un debido registro de los costos y los gastos operacionales del restaurante, es imposible tomar decisiones para el negocio que influyen enormemente en su futuro financiero. 

No solo formalizar el departamento de contabilidad, pero encontrar un sistema POS que ayude a aumentar su productividad e incluso automatizar esta gestión, es indispensable para alcanzar la rentabilidad. Beneficios como el seguimiento de los gastos de toda la operación, informes en tiempo real, análisis detallados y ahorro de recursos, tiempo y dinero, son solo algunas razones para considerar migrar la contabilidad a una solución más tecnológica.

Gestión de domicilios:

Las aplicaciones de domicilios han revolucionado el mundo de la gastronomía, cambiando las dinámicas de los restaurantes y obligándolos a embarcarse en la era digital. Según un estudio realizado por la firma Kantar, 9 de cada 10 colombianos piden en promedio 4.5 domicilios al mes. Esta contundente cifra indica que las apps de domicilios se han convertido en un gran aliado para los restaurantes, pues les ayuda a incrementar sus ventas de forma exponencial y ahorrar costos al no verse obligados a contratar personal para realizar sus entregas. Sin embargo, sin la ayuda de un buen sistema POS, la gestión de domicilios puede resultar en un gran dolor de cabeza, pues dado que esta industria ha carecido de grandes avances en términos de innovación, es posible que el sistema que los restaurantes están usando en la actualidad no esté diseñado para integrar el negocio físico con el virtual, lo que desencadena reprocesos, mal manejo del tiempo y del personal, y clientes insatisfechos, lo que en últimas se traduce en pérdidas para el negocio.

Un buen sistema POS podría automatizar este proceso y eliminar la interacción humana, evitando tareas manuales que consumen mucho tiempo. Esto impide errores, disminuye tiempos de operación y ayuda a garantizar la organización de toda la información financiera. Esto quiere decir que un software diseñado para integrarse con las apps de domicilios es lo que esta era digital está demandando con urgencia y sin duda, podría ser la mejor de las inversiones para aquellos negocios que mueven grandes volúmenes de domicilios a través de las apps.

Falta de soluciones tecnológicas:

Te puede interesar:  Los premios de la creatividad llegan a Colombia

Según la consultora Objetivo, por lo menos 42% de los colombianos almuerza o cena al menos una vez a la semana fuera de su casa, lo que se traduce en una gran oportunidad para restaurantes que cuentan con una oferta exquisita, pero sobre todo, para aquellos que también cuentan con herramientas tecnológicas que aseguran su buen funcionamiento en todos los aspectos. Desafortunadamente, es común la poca capacidad de innovación, según ANIF (Asociación Nacional de Instituciones Financieras) 40% de las Pymes no realiza ninguna acción de mejoramiento.

El sector está llamado a la innovación y no estar dispuesto a evolucionar puede implicar el fracaso. La transformación digital es clave para escalar un negocio, muchos no lo hacen por temor al cambio, pero la realidad es que la migración puede llegar a ser casi imperceptible y es tan fácil como adquirir un sistema POS que logre una verdadera integración de la operación. El control de costos, ahorro de tiempos, y la automatización de tareas, mejora la planeación y toma de decisiones estratégicas. El mercado está pidiendo a gritos un sistema que le permita al empresario olvidarse de tareas del “back-office” que no le agregan valor, para que su negocio pueda crecer ordenadamente, mientras él se dedica a lo que verdaderamente lo apasiona, que en la mayoría de los casos es la buena cocina.

Pin It on Pinterest