Actualizarse o morir en el intento

  • Negocios

  • Hace 4 meses

  • febrero 6, 2020

  • 2 minutos de lectura

Convierte a Computerworld Colombia en tu fuente de noticias tecnológicas.

Intel y Microsoft se aliaron para realizar un estudio, hecho por la empresa Techaisle,  sobre la obsolescencia tecnológica en las pequeñas y medianas empresas (pymes), entendidas estas como empresas que tienen entre 25 y 500 computadores; se estudiaron 175 compañías y se llegó a la conclusión obvia: muchas empresas tienen equipos y software que, para los estándares del momento, se consideran anticuados y, por consiguiente, ineficientes.

El estudio encontró que el 39 % de los equipos tienen más de cuatro años y determinó que la operación de estos cuesta 2.2 veces más que la de equipos nuevos; sin embargo, solo hay planes de renovación para un poco más de la mitad,  ya que el 33% de las empresas no tienen planes al respecto . Por otro lado, el 61% tiene planes de trabajar computación en la nube, lo cual enfatiza el problema de adaptarse a las nuevas plataformas, tanto de hardware como de software, así como el problema de hacer frente a las crecientes amenazas de seguridad.

Equipos de más de cuatro años y software que ya no se actualiza son, a la luz de este estudio, las grandes amenazas para el desarrollo computacional de las Pymes y fuente de costos mayores, tanto por reparación como por las interrupciones que generan en el flujo de información en el trabajo.

“Mejorar el rendimiento de los PC para permitir una mejor productividad es un asunto de carácter prioritario para cualquier empresa. De esta manera, contar con una infraestructura tecnológica actualizada, resulta determinante no solo para aumentar la competitividad y rentabilidad del negocio en plena era de la transformación digital, sino también para potenciar la seguridad de la organización y protegerla de forma más eficiente de los riesgos digitales modernos”, señaló David Rodríguez, gerente de Desarrollo de Negocios en Intel. 

Aunque el estudio no dice cuánto costaría la renovación de estos equipos y el software correspondiente, es claro que para la precaria economía de las Pymes resulta una inversión bastante considerable que, difícilmente se podrá hacer en el corto plazo. 

Las empresas tienen la preocupación de los costos que representa la migración a la nube y la transformación que implica para la organización; asumir los costos de la obsolescencia no es algo que les haga mucha gracia a los empresarios; sin embargo, de acuerdo con el estudio, la renovación tecnológica puede traer beneficios económicos en el tiempo que pueden compensar el costo inicial.

“Cuando vemos el ritmo de la innovación a través del lente de nube, algunas cosas son claras: el boom de la IA que vivimos hoy no existiría sin la infinita capacidad de almacenamiento de datos que ofrece la nube, y los datos deberían ser procesados teniendo en cuenta la seguridad, privacidad y eficiencia que otorga un sistema operativo actualizado, plataformas de software integrales como Azure y equipos hardware modernos”, indicó Ellen Mendivelson, gerente del segmento de Pymes en Microsoft. “La oportunidad es superlativa si tenemos en cuenta que el 90% de todos los datos existentes hoy en el mundo fueron generados en los últimos dos años y el 73% de todos esos datos no son analizados”, puntualizó Mendivelson. 

Pin It on Pinterest