A pocas semanas de la posible presentación de la nueva consola de Xbox en el E3 2017 de Los Ángeles, California, tuvimos en nuestras manos la Xbox One S, lanzada en agosto de 2016, que está disponible en el mercado colombiano.

Comparada con su versión anterior, la One S presenta una reducción en su tamaño de un 40% aproximadamente y una mejora en su diseño general. Con una apariencia minimalista en color blanco, un puerto USB accesible en el frente y sin la presencia de una fuente de poder externa a la máquina se puede comenzar a jugar al conectar esta consola de un cable de poder y un cable HDMI.

Xbox One S Console Vertical Top

Los cambios más importantes y apreciables se encuentran en los controles: líneas más definidas, texturas y un plástico más resistente, igual al del exterior de la consola. Esto demuestra que realizaron un mejor estudio ergonómico, para brindar mayor agarre, eficiencia en la distribución de los controles y una mejoría en la recepción inalámbrica que duplica el alcance por Bluetooth y tecnología de conexión infrarroja para otros dispositivos.

Le puede interesar:  MSI presenta la plataforma 7ª generación

En cuanto al interior, su hardware tiene pequeños, pero significativos cambios, con relación a su anterior versión: procesador FinFet de 16nm, CPU de 1.75GHz AMD Jaguar de ocho núcleos, 12 unidades de computación en su GPU con un reloj de 914MHz, rendimiento de 1.4TF y memoria de 8 GB DDR3/32 MB ESRAM con banda ancha de 219GB/s.

Xbox One S Console Vertical Right Angle

Tal vez, lo más impresionante es su manejo 4K UHD, que incluye lector Ultra HD BluRay, recepción y reproducción de contenido 4K desde servicios como Netflix y Amazon Instant Video, con salida 3840×2160 px. y reescalado (aumento de la resolución nativa) de 1080p a 4K de resolución en juegos producidos para versiones anteriores de la consola. Todo esto permite acercarnos más a un objetivo de visualización de 60 fps. para juegos, con movimientos más suaves y menor screen tearing (cuando la imagen se “parte” en bloques horizontales en la pantalla).

Quedamos a la espera de la presentación en sociedad del Project Scorpio, el próximo sistema de juegos de Microsoft del que se dice contará con 4K gaming nativo a 60 fps, soporte para realidad virtual, tarjeta de 6 Teraflops en una GPU con 40 unidades de computación a 1172 MHz, 12 GB de memoria GDDR5 a 6.8 GHz con interfaz de memoria de 384 bits (12 canales de 32 bits), ancho de banda de memoria de 326 GB/s, CPU de ocho núcleos X86 a a 2.3 GHz y disco duro con capacidad de 1 TB. Ninguno de estos detalles ha sido 100% confirmado, al igual que su precio, que esperamos sea competitivo con el de la actual Xbox One S.

Comentarios

comentarios