Con tendencias como la hiperconectividad, el BigData, la nube, la movilidad y el Internet de las Cosas, se requieren infraestructuras que soporten este tráfico en las empresas, los hogares y, en general, en los territorios. Las “venas” por donde corren los sistemas ahora tienen que ser más veloces y eficientes.

Ante ello, ¿cómo ha avanzado el cableado?  Para conocer el panorama, conversamos con Nelson Farfan, RCDD, vicepresidente, distrito CALA  de Bicsi, la asociación global que impulsa las tecnologías de la información y la comunicación, y que realiza el DataNet Bicsi – congreso y feria para el sector de redes, telecomunicaciones y cableado estructurado, que se realizará por estos días en Colombia.

De acuerdo con el ejecutivo, la preocupación antes se centraba en el desempeño, ahora toma mayor relevancia cómo ahorrar espacio, energía y cuál tecnología es autosostenible, económica, pero ante todo, verde. “Cuál produce más y consume menos recursos”.

En este contexto, se analizan las tecnologías y se actualizan las normas (en promedio cada cinco años), donde Bicsi estudia cómo se implementan en la práctica, para capacitar a los ingenieros y ser el soporte en las empresas.

Antes se hablaba de la guerra entre fibra y cobre. “Ambos ganaron, porque la realidad es que cada uno cumple un papel en la infraestructura.  La fibra con fotones (haz de luz) y cobre con electrones (corriente eléctrica) han demostrado ser eficientes y complemento en las empresas y hogares. El cobre ha podido subir y complementar hasta 100 metros”.

Recientemente,  se actualizó la norma y se dictó una nueva categoría para datacenter, por la velocidad que se requiere, por más ancho de banda, por el crecimiento de los datos –ahora es más acelerada la transmisión. “Ya casi se acaba el estándar de la numeración. Ya estamos llegando a los 24 ceros – Yotas (luego de Exxa y Zeta) y,  por ende, se comienza a pensar en una nueva denominación para la numeración, pues el movimiento de los datos se ha multiplicado. Hay  3.000 millones de personas conectadas y con IoT, muchos elementos tendrán chips y será el mundo de los sensores, y en ese entorno todo se tiene que interconectar y eso nos lleva a grandes nubes. Lo cierto es que todo inalámbrico siempre busca un cable”, anotó el directivo.

La velocidad  de la fibra es 400 gigas y la meta es 1.000 gigas en data center.

Ambas conviven: fibra y cobre, tanto en empresas como en el hogar. De hecho, aclara el ejecutivo, en el hogar llega la fibra y en la red interna se usa cobre para conectar otros  elementos.

El cobre maneja todas las velocidades; entre más categorías más velocidad; el cobre propicia la oferta para pasar de triple play (televisión, telefonía e Internet) a 5 play (incluiría llevar corriente eléctrica, la conectividad, control). Otras innovaciones son Power over Ethernet (PoE), y cada vez se ven aplicaciones como la integración con la iluminación.

“La tecnología no mira el estrato socioeconómico, sino que democratiza el acceso para todos y, por ello, es importante que desde las viviendas de interés social se tenga cableado, para poder usar servicios básicos triple play y estar preparados para cinco play”, comentó Nelson Farfán, RCDD, vicepresidente, distrito CALA  de Bicsi.

Regulaciones

En Colombia, hace poco se promulgó la NTC 6064 que especifica el cableado genérico para uso dentro de instalaciones que pueden comprender una o varias edificaciones en un predio (campus); la norma comprende el cableado balanceado y el cableado de fibra óptica.

Así mismo, a nivel mundial,  se emitió la norma ISO 18598 sobre los sistemas de administración de infraestructura automatizada (AIM) que habla sobre cómo son los protocolos para integrar DMS, para operar edificios y centros de datos.

En cuanto a desarrollo local, Nelson Farfán también comentó que si bien el Reglamento Técnico de Redes Internas de Telecomunicaciones (Ritel) para vivienda (expedido desde hace dos años), ya debería estar en implantación, los constructores lograron aplazarlo al 2017, “Pero el cambio se va a dar porque el mercado y la comunidad van a pedir tener conectividad. Reitero que el tema es democratizar el acceso a la tecnología y, para ello, se requiere esta infraestructura”, añadió el ejecutivo.

Vale la pena mencionar que el paquete de medidas obliga a todos los nuevos proyectos de edificios (régimen de propiedad horizontal) a cumplir con  unas especificaciones en espacios, ductos y tendido de cableados. Según la CRC, se busca facilitar el acceso a usuarios de cualquier estrato a servicios como televisión por suscripción (fibra óptica o satelital) o internet de alta velocidad con el operador de su preferencia y una adecuada calidad. Sobre los inmuebles ya construidos, la aplicación del Ritel es voluntaria.

“Lo que ocurre en la actualidad es que el cable de cobre tradicional de telefonía y el cable de señal abierta de televisión lo instala el constructor, pero el cable de televisión satelital o de fibra óptica lo mete el operador cuando llega al edificio. Con la norma, lo que se pretende es que desde el diseño del inmueble se deje el espacio para eso y que los cables no tengan que ir por la fachada del edificio o el ducto del ascensor. Además,  debe haber un cuarto habilitado y demarcado para que puedan instalarse equipos y conectores, es decir, con características técnicas necesarias para conexiones de calidad”, comentó la CRC.

De acuerdo con Gartner, a finales del 2015, ya había cerca de 4 mil millones de “cosas” conectadas, y para el 2020 se estiman 25 mil millones, lo que aproximadamente promedia tres dispositivos listos para IoT por cada persona en el planeta.

Centro de datos

En cuanto a centro de datos, el común denominador es el diseño y la actualización, amigables con el medio ambiente.

Para ello, existen varias normas y recomendaciones, como la TIA 4994, que habla de sustentabilidad para TI, que es similar al LEED en edificios; “es la base para que en las empresas hayan programas de tecnología sustentables; y la Energy Eficient Ethernet, para bajar consumo de energía y aumentar a más velocidad”.

“La mayoría de fabricantes ofrecen programas integrales que incluyen diseños inteligentes con productos fabricados con componentes amigables del medio ambiente y que,  en conjunto,  buscan que los centros de datos sean más eficientes”, anotó el directivo.

“En Colombia sí hay consciencia y las empresas están procurando invertir en centros de datos sostenibles; las renovaciones especifican que haya más eficiencia para ahorrar energía y aire acondicionado, desde los mismos gabinetes (free cooling) y la tecnología de la mayoría de los fabricantes está preparada para satisfacer estas demandas”, manifestó Nelson Farfán, aunque reconoció que en innovaciones, el desafío es que el cable soporte mayores temperaturas, pero consuma menos energía.

“Colombia es uno de los países más avanzados en adopción de nuevas tecnologías y la gente es más consciente en invertir en sostenibilidad,  quizás esto se deba a que hemos tenido más oportunidades de acceso a la tecnología y a la educación”, resaltó el directivo.

“Fenómenos como el Niño y el posible racionamiento, han hecho que la preocupación no sea solo de las empresas, sino del gobierno y la comunidad. Esto ayuda a generar mayor consciencia”, concluyó el vicepresidente regional de Bicsi, quien recalcó que el papel de BICSI es dar a conocer las tendencias en tecnología y las normas para educar y generar espacios de actualización para la industria.

Sistema de los prefijos de gran magnitud

Potencia de 1000, que sirve de modelo para los prefijos de gran magnitud peta, exa, zetta y yotta.

Organizaciones que rigen normas del cableado

TIA: Telecommunications Industry Association. Es la principal asociación comercial que representa la industria de la información y la comunicación (TIC) a través de la elaboración de normas, los asuntos de gobierno, oportunidades de negocios, inteligencia de mercado, la certificación y el cumplimiento de la normativa ambiental en el mundo.

EIA: Electronics Industry Association (Electronics Industry Alliance). Es una organización formada por la asociación de las compañías electrónicas y de alta tecnología de los Estados Unidos, cuya misión es promover el desarrollo de mercado y la competitividad de la industria de alta tecnología de los Estados Unidos.

IEEE: Institute of Electrical and Electronics Engineers (Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos).  Es la mayor asociación profesional técnica del mundo, cuyos miembros incluyen ingenieros, científicos y profesionales asociados.

ISO: International Organization for Standardization. Es la organización Internacional de Normalización,  desarrollador mundial de las Normas Internacionales.

ANSI: American National Standards Institute. Es una organización sin ánimo de lucro que supervisa el desarrollo de estándares para productos, servicios, procesos y sistemas en los Estados Unidos. ANSI es miembro de la Organización Internacional para la Estandarización (ISO) y de la Comisión Electrotécnica Internacional (International Electrotechnical Commission, IEC).

Icontec – El Instituto Colombiano de Normas Técnicas y Certificación es el Organismo Nacional de Normalización de Colombia. Entre sus labores se destaca la creación de normas técnicas y la certificación de normas de calidad para empresas y actividades profesionales. ICONTEC es el representante de la Organización Internacional para la Estandarización (ISO), en el país.

CRC – La Comisión de Regulación de Comunicaciones promueve la interacción y el empoderamiento de los agentes del ecosistema digital para maximizar el bienestar social. El compromiso de la CRC con la calidad se enfoca en el mejoramiento continuo de procesos y servicios, con el fin de atender las necesidades del sector de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, con eficiencia, eficacia y efectividad, para promover la libre y leal competencia y la inversión, mediante una regulación convergente, así como velar por la protección de los derechos de todos los usuarios de servicios TIC, con el fin de maximizar el bienestar social.

Comentarios

comentarios