Como se dio a conocer desde el 2 de agosto, en un plazo no mayor a 100 días, los prestadores de servicios turísticos en Colombia que ofrecen y promocionan sus servicios en las distintas plataformas electrónicas deberán inscribirse en el Registro Nacional de Turismo o serán sancionado.

Cumplido este plazo, las personas naturales o jurídicas que utilicen las plataformas para la comercialización de sus servicios, sin la debida inscripción en el Registro Nacional de Turismo, serán sujetos de las sanciones establecidas por parte del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.

“Hicimos normas que permitan un turismo de calidad, que regulen prestadores digitales. Hoy comunicamos que hemos venido trabajando en conjunto con diferentes plataformas digitales, entre ellas Airbnb, que ha sido una de las grandes plataformas que más vende; y a final de agosto tendremos la mesa cerrada con parámetros claros sobre contribución parafiscal e información estadística. Quienes publicitan en esta plataforma tienen 100 días para poder formalizarse. Esto pondrá la pauta de los procesos que podremos construir con empresarios para un turismo formal y con normas claras”, dijo la ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Claudia Lacouture.

La obtención del Registro Nacional de Turismo será requisito previo y obligatorio para la operación de los prestadores de servicios turísticos.

Una vez inscritos, los operadores turísticos deberán incluir el número del Registro Nacional de Turismo en toda publicidad que realicen.

En el caso de anunciar precios, deberán incluir todos los impuestos del país o del exterior, tasas, cargos, sobrecargos o tarifas que afecten el precio final, la moneda de pago de los servicios ofrecidos y el tipo de cambio aplicable si el precio estuviere indicado en moneda diferente a la de curso legal en Colombia; en caso contrario, se considerará publicidad engañosa.

La agenda que ha trabajado el ministerio con Airbnb incluye temas en materia tributaria, inscripción en el Registro Nacional de Turismo de los anfitriones que se anuncian en la plataforma, contribución parafiscal, información estadística, además de participación en promoción y capacitación turística para las comunidades con potencial de desarrollo turístico, quienes pueden ser beneficiados con desarrollos tecnológicos.

Airbnb ha manifestado su complacencia por las conversaciones adelantadas con el Mincomercio a través del viceministerio de Turismo.

El Ministerio busca que haya reglas claras y justas, en una cancha equilibrada, con la protección necesaria para el consumidor –en este caso “los turistas”- y para los prestadores de servicios que realicen sus operaciones en el territorio colombiano, quienes podrán demostrar su hospitalidad y las ventajas del país, como destino turístico apetecido por viajeros de todo el mundo.

“Para el sector turístico nacional es importante que todos los prestadores de servicios turísticos estén amparados por nuestra legislación y que el sector se fortalezca a partir de la oleada de innovación que traen los desarrollos tecnológicos, con unas reglas claras y en una cancha igual para todos”, dijo la ministra.

Comentarios

comentarios