La economía femenina emerge como una fuerza contundente, con un ingreso femenino global que se espera que alcance los USD 24 mil millones para 2020; un monto superior a los ingresos generados por las economías de China o los Estados Unidos. El incremento de las mujeres en posiciones de liderazgo ejecutivo está obligando a los vendedores a reexaminar sus enfoques comerciales.

“Para el año 2025, las mujeres modificarán el panorama de la fuerza de trabajo con una tasa de participación promedio de hasta el 40% y potencialmente 250 millones de mujeres trabajadoras adicionales”, comentó Oliva Price-Walker, Visionary Innovation Principal Consultant de Frost & Sullivan. “Esto reducirá la brecha de participación de hombres y mujeres en el mundo laboral en un 25%; lo que, a su vez, tendrá un enorme impacto económico tanto en los países más desarrollados como en aquellos en vías de desarrollo”.

El estudio reveló que:

  •        Las organizaciones con propiedad femenina representarán más del 40 % de las empresas registradas en 2020, lo que se traduce en un mercado significante de clientes corporativos femeninos.
  •        La región de Asia-Pacífico contará con la fuerza de trabajo femenina más grande.
  •        África conservará el liderazgo en materia de emprendimientos femeninos, seguida por Medio Oriente y América Latina.
  •        En América Latina, la generación de los millenials representará el 49,2 % de la fuerza de trabajo femenina en 2025.

Noruega está trabajando para alcanzar la paridad de género en la fuerza de trabajo, con el mayor porcentaje de mujeres (42 %) en juntas directivas en 2014–2015.

Asimismo, se registró que las empresas con al menos una mujer en la junta directiva se desempeñan un 10 % mejor que las empresas cuyas juntas directivas son exclusivamente masculinas.

Las empresas en las que las mujeres ocupan al menos el 30% de los puestos gerenciales obtienen en promedio un incremento del 25% de sus ganancias.

Le puede interesar:  Las mujeres conquistaron el poder

“Las mujeres dominaron el mercado global ya que controlaron cerca de USD 31 mil millones de gastos de consumo en 2014, lo que se proyecta que alcanzará los USD 43 mil millones en 2020”, agregó Price-Walker. “Es muy probable que esto genere un cambio masivo en los comportamientos de compra y consumo, además de generar nuevas oportunidades para las empresas de servicios y bienes de consumo. Las empresas que mejor se adapten a este nuevo segmento de compradoras se encontrarán en la posición ideal para crecer en la próxima década”.

El aumento de las empresas de propiedad femenina destaca un nuevo y poderoso tipo de cliente corporativo, según el reporte: The Next Frontier of Growth—Women as Corporate Customers, que es parte de Visionary Innovation (Mega Tendencias) Growth Partnership Subscription (GPS) de Frost & Sullivan.

Comentarios

comentarios