La transformación de la banca en Colombia supone la creación de nuevos canales, el desarrollo de infraestructura tecnológica idónea y cambios estructurales frente a la digitalización de la información de los clientes, lo cual  ha impulsado a los bancos a adoptar un enfoque “multicanal” en el que promueven el uso de nuevos sistemas de servicio que facilitan al usuario el acceso efectivo a sus cuentas y servicios, desde cualquier lugar.

Así lo demuestran cifras reveladas por un estudio de McKinsey sobre la banca digital, donde revela que, en los próximos cinco años, cerca del 30% de los consumidores buscará de manera proactiva productos bancarios a través de plataformas online.

Asimismo, la consultora Fintech Latam proyecta que gracias a la rápida penetración de Internet y de la telefonía móvil en Colombia, el número de usuarios de la banca digital crecerá un 721% en los próximos 9 años.

Con este panorama, iQ Outsourcing firma una alianza estratégica con Bytte, Deceval y LiSim, con el fin de fortalecer su portafolio de negocios en el país y ofrecer una robusta solución a los sectores financiero, asegurador y de consumo. Se trata de la Vinculación y Fábrica de crédito digital, una solución que mejorará la oferta empresarial a través de una plataforma digital capaz de proteger la información del usuario y otorgar un crédito en tiempo record.

“El crédito digital se convertirá en uno de los servicios más demandados por el sector empresarial y los usuarios. Estamos ante una verdadera revolución digital donde los consumidores buscan plataformas que les otorguen agilidad y simplicidad a la hora de realizar compras, transacciones bancarias como trasferir fondos o administrar cuentas con mayor facilidad y seguridad, sin necesidad de trasladarse a las oficinas físicas de la entidad”, expresa Claudia Martín, gerente de la vertical Financiera de iQ Outsourcing.

“Es así como aprovechamos los 13 años de experiencia que Bytte tiene en el desarrollo de sistemas de control de acceso; el conocimiento de más de 22 años de Deceval en activos financieros, donde custodia y administra títulos de valores como CDT, bonos, acciones y tarjetas de crédito; y la trayectoria de 20 años de LiSim en el análisis de datos, desarrollo de modelos analíticos y prevención de riesgos crediticios. Juntos trabajamos para transformar los procesos y volverlos 100% digitales, buscando la vinculación y otorgación de créditos digitales a los usuarios en tiempo record, para apoyar la bancarización en el país”, agrega Claudia Martín.

De esta manera, esta alianza estratégica ofrece a los usuarios la posibilidad de acceder a un crédito digital en 15 minutos. El proceso se realiza en línea y en tiempo real desde un dispositivo móvil con conexión a Internet. Por su parte, un asesor a través de una plataforma digital podrá escanear la cédula, registrar la huella, verificar la identidad de la persona, consultar la central de crédito, digitalizar los formularios de vinculación, crear el cliente y producto con la entidad financiera.

Después de unos minutos, el usuario no solo tendrá aprobado el crédito, también podrá hacer compras sin esperar tres días para recibir el plástico de la tarjeta de crédito y acceder a los beneficios que esta ofrece. “Al digitalizar este proceso estamos ofreciendo más eficiencia, optimización de tiempos, reducción de los errores humanos y apoyamos la política ambiental de Cero Papel. También brindamos la seguridad que requiere el usuario para confiar en la banca, al evitar la falsificación y suplantación de identidad, que es el uno de los delitos más comunes en el país”, puntualiza Martin.

De esta manera, iQ Outsourcing está trasformando los servicios financieros en procesos digitales para que las entidades financieras y aseguradoras puedan ser más competitivas de cara a los retos que asume un consumidor cada vez más digital. La llegada de nuevas tecnologías a estos sectores supone un cambio estructural donde mega tendencias como Internet de las cosas, el concepto de API (Application Programming Interface) financieras y la revolución de la información crean una relación más cercana y personalizada con los clientes.

En la medida en que los consumidores se adaptan al mundo digital, las interacciones en el campo virtual para los servicios de banca demandan espacios donde los clientes puedan consultar de manera rápida sus productos.

El mercado está evolucionando de la mano de las nuevas tecnologías con un impacto directo y positivo en la revolución de la banca, así lo demuestra la encuesta realizada por Price Waterhouse Coopers; los usuarios de banca digital aumentarían un 64% en el 2016, las personas que acuden a una sucursal disminuirán en un 25%, y los de banca telefónica se reducirán en un 13%.

Comentarios

comentarios

Le puede interesar:  ¿Cómo proteger su celular?