El incremento de la temperatura del planeta nos ha hecho conscientes de nuestra responsabilidad en desarrollar tecnologías que mitiguen el efecto invernadero, creado por el uso de sustancias con alto potencial de calentamiento Global GWP.

Los efectos de nuestro comportamiento se hacen evidentes en veranos e inviernos más intensos, como “el fenómeno del niño” que se está viviendo con un gran rigor en Colombia. De continuar con la explotación de nuestros recursos naturales, la supervivencia humana como especie se verá muy comprometida.

Con este panorama, estamos desarrollando nuevas tecnologías para Data Centers que buscan mejorar el desempeño y el uso eficiente de la energía.

A continuación presento cuatro ayudas para ahorrar de manera fácil energía en el centro de datos, con el fin de mejorar la eficiencia energética de la infraestructura física.

Para iniciar el plan de mejoramiento de la infraestructura es necesario primero medir. “Lo que no se mide no se controla y lo que no se controla no se gestiona”. Usted debe saber en dónde se encuentra, para iniciar un plan de mejoramiento. La métrica más elemental es el PUE, desarrollado por The Green Grid (1).

El PUE es la relación entre los KW que ingresan a la infraestructura sobre los KW que consumen los equipos de TI. Es clave tener esta medición de manera continua como el indicador de gestión básico, aunque usted no sea el responsable del pago por la energía eléctrica del centro de datos. Luego de esta medición, haga una evaluación del consumo de su infraestructura por sistema: mecánico (aire acondicionado), iluminación, eléctrico, generador de emergencia y servicios auxiliares.

A continuación centrémonos en las áreas que presentan mayores potenciales de ahorro:

  1. Minimice el bypass de aire acondicionado: La idea es evitar que el aire frío regrese a la manejadora de aire sin pasar por lo equipos de TI. El aire procesado por el equipo de aire acondicionado debe ir directamente a los equipos de TI, para allí absorber el calor generado por estos y luego regresar caliente al equipo de aire acondicionado, empleando una distribución de equipos con pasillos fríos y pasillos calientes. Elimine los bypass de aire empleando paneles ciegos en los gabinetes (racks) donde se alojan los equipos de TI. También emplee escobillas en las salidas de cables hacia los racks.
  2. Implemente los rangos de operación medio ambiental de sus equipos de TI siguiendo las recomendaciones de ASHRAE(2): Los equipos de TI están diseñados para operar en un rango de temperatura entre 18⁰C a 27 ⁰C y una humedad relativa entre 15⁰C y -9⁰C de punto de rocío y por debajo de 60%. Esta temperatura es la de entrada a los equipos de TI (pasillo frío). Mida las condiciones de operación de sus equipos (emplee sondas de temperatura ya sea inalámbricas o cableadas y almacene esta información). Recuerde que para minimizar los riesgos de interrupción en el servicio cuando una unidad de aire acondicionado falla, debe implementar un esquema de redundancia.
  3. Disminuya las mezclas de aire acondicionado. Según la topología que tenga implementada en el centro de datos, verifique si es mejor separar el aire frío o el caliente; esto significa encerrarlo, empleando un contenimiento. Es popular la contención del pasillo frío o la del pasillo caliente. Siempre recomiendo hacer un análisis con un software de simulación tipo CFD (Computational Fluid Dynamics), con el fin de evitar sorpresas al implementar una propuesta.
  4. Aproveche las condiciones de operación permitidas para los equipos de TI establecidas por ASHRAE(2). Desde el 2008 los equipos de TI enfriados por aire son de cuatro clases A1, A2, A3 y A4. Si los equipos de TI que emplea son los tradicionales, que se comercializan deben ser clase A1 (consulte con el fabricante) y pueden operar entre 15⁰C y 32⁰C por períodos cortos de tiempo (el rango recomendado es entre 18⁰C y 27 ⁰C), lo que le ayuda a ahorrar energía. Si los equipos son A2, pueden operar entre 10⁰C y 35⁰C, los equipos clase A3 entre 5⁰C y 40⁰C y los A4 entre 5⁰C y 45⁰C.

(1) ASHRAE  PUE™: A Comprehensive Examination of the Metric, 2013.

(2) ASHRAE Thermal Guidelines 4th Edition, 2015.

Comentarios

comentarios