Las compañías que ofrecen créditos online, miembros de la Asociación Colombiana de Empresas Fintech, dentro de sus procesos de autorregulación, han definido un Código de Responsabilidad Financiera para la industria de los créditos por internet, con el que se pretende crear un estándar de buenas prácticas, para las compañías que ofrecen créditos en línea en el país.

El manual propuesto, busca que las entidades que realicen préstamos en línea:

  • Soliciten siempre a los usuarios la autorización de las personas para consultar el puntaje en centrales de riesgo.
  • Respeten la información personal y confidencial que proporcionan.
  • Permitan que el usuario pague su crédito anticipadamente sin causar penalidades y con igual de facilidades que al momento de contratarlo.
  • No cobren por el estudio del crédito al cliente.
  • Reporten todos los créditos a las centrales de riesgo para crear historial crediticio de cada usuario.
  • Presenten de manera trasparente todos los costos y gastos asociados al crédito o a su cupo de crédito.

Dentro de los aspectos más llamativos, el código señala que en las páginas web se  deben explicar claramente cómo funciona el servicio y las implicaciones legales del uso y el no pago. La publicidad en los medios debe reflejar la realidad del servicio prestado, para evitar publicidad engañosa, entre otros parámetros.

Así mismo, deben permitir la flexibilidad y herramientas en la web, para que los usuarios puedan elegir el monto que necesitan y el tiempo de plazo para pagar el crédito. De igual manera, poner a disposición canales de atención de servicio al cliente, en el que los usuarios se puedan comunicar con dichas compañías.

En la creación del  manual, Rapicredit y Lineru, miembros de la Asociación Colombia Fintech, son las compañías que han tomado la iniciativa de cara a la regulación de los préstamos en internet.

Frente a los objetivos de este código, Martin Schrimpff, cofundador de Lineru, afirma que “Es fundamental demarcar las buenas prácticas acordadas en las Fintech a las compañías que ofrecen créditos por Internet, con el fin de proteger y beneficiar, a su vez, a los clientes fomentando el uso responsable de las tecnologías en los créditos online.

De igual manera, Juan Esteban Saldarriaga, cofundador de Rapicredit, aseguró que el código busca que las empresas que generen créditos por internet, realicen sus actividades empresariales con honestidad, de forma responsable, justa y enmarcada en el cumplimiento de la normatividad legal y ética vigente, buscando mejorar la inclusión financiera y permitiendo que más colombianos tengan historial de crédito.

Comentarios

comentarios

Le puede interesar:  Scotiabank (Colpatria) se asocia con QED Investors para promover las Fintech