De acuerdo con la encuesta de KPMG, el 38,6% de los colombianos que realizan compras online consumen productos de tecnología, electrodomésticos y computadores, seguido por los accesorios con un 33,8%, y por juguetes y videojuegos con un 24,5%.

El medio de compra preferido son las tiendas online con un 23,6% y el 20,6% ingresa a las plataformas a través de banners publicitarios. Un 30,7% respondió que el tiempo promedio que toman para encontrar el producto que desean es de una hora.

El estudio también reveló que el 28,4% de los colombianos compra por precio frente a un reñido 26,4% que prefiere la marca. Por último, el dispositivo electrónico favorito para este tipo de transacciones es el computador portátil, con un 61,2%, seguido por un 26,5 % que afirma no tener preferencias, un 8,8% que las realiza a través de dispositivos móviles y 3,5% que utiliza la tableta.

Así mismo, un informe realizado por la CCCE, reveló que hay un panorama optimista frente al comercio electrónico en el país. El crecimiento año tras año de 18% es ligeramente superior a la media regional (17%) y cercano al 20,2% anual del sector a nivel global.

De esta forma se puede apreciar que la economía nacional se ha visto influenciada por la era digital y cada vez son más las empresas y negocios enfocados en hablar el lenguaje de la web 3.0,  incursionando en el comercio electrónico. Las mipymes, actores cada vez más representativos con un 90% de la base empresarial, según el DANE, no son la excepción y le apuestan a ser sostenibles en este nuevo panorama del mercado.

Según la Confederación Colombiana de Cámaras de Comercio (Confecámaras), en Colombia hay 2,5 millones de micro, pequeñas y medianas empresas. De las cuales, según el Registro Único Empresarial y Social (Rues), el 94,7% son micro y, de acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), generan alrededor de 67% del empleo y aportan 28% del Producto Interno Bruto (PIB).

Es por esto que, ante la capacidad de impacto económico de las mipymes y sus múltiples oportunidades de expansión en el mercado digital, CredibanCo, expuso tres claves para que éstas se proyecten como los negocios del futuro, sostenibles, rentables e innovadores: Diversificación de la presencia digital; capacitación y formación en el sector TI y  desarrollo de iniciativas de e-commerce.

“Todas nuestras innovaciones buscan que los intercambios económicos sean más fáciles para usuarios, comercios y entidades. Esto ha aumentado el acceso a los servicios financieros a nivel nacional gracias a la interconexión de todas nuestras redes, lo que propicia ecosistemas de pago completos que enriquecen la experiencia de los clientes y de los comercios.”, afirma Gustavo Leaño, presidente de CredibanCo. “Para el caso de las mipymes, somos conscientes que, en unos años, su participación será muy significativa para la economía nacional y su aporte al PIB será cada vez más representativo, por lo que es necesario que cuenten con las garantías para propiciar su desarrollo integral; algo posible desde un plan de acompañamiento público-privado”.

Comentarios

comentarios

Le puede interesar:  Aumentan las transacciones en comercio electrónico