Para acelerar el ritmo de crecimiento del negocio, facilitar la implantación y el logro de nuevas metas y objetivos, e impulsar los nuevos valores que habrán de regir la vida corporativa en los próximos años, el presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha decidido rediseñar el modelo organizativo de la compañía.

Para ello, propuso el nombramiento de Ángel Vilá Boix, hasta ahora director de Estrategia y Finanzas, como nuevo Consejero Delegado (Chief Operating Officer), en reemplazo de Julio Linares, quien seguirá vinculado al Grupo y se propondrá su próxima incorporación a los Consejos de Telefónica Brasil y Telefónica Deutschland. Asimismo, continuará ejerciendo labores de representación institucional de la compañía en diversos organismos.

El nombramiento de nuevo Consejero Delegado de Telefónica consolida el modelo operativo introducido en 2014, que incluye las cinco operadoras–España, Brasil, Hispanoamérica, Alemania y Reino Unido-, y las direcciones generales comercial digital (Chief Commercial Digital Officer) y de recursos globales (Chief Global Resources Officer), que reportarán directamente al Consejero Delegado.

Le puede interesar:  Se buscan seis emprendimientos digitales

En el nuevo esquema de responsabilidades, Laura Abasolo asumirá la Dirección de Finanzas y Control, reportando directamente al Presidente Ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete. Esta Dirección engloba las responsabilidades sobre las áreas de Finanzas, Fiscal, Planificación Financiera y Coordinación, Consolidación y Políticas Contables, Control y Planificación y Relaciones con Inversores. Hasta la fecha, Laura Abasolo era directora de Planificación, Contabilidad y Control de Gestión y es miembro del Comité Ejecutivo desde marzo de 2014.

Comentarios

comentarios